Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pequeño comercio afronta el “Black friday” ajeno a la crisis de suministros

El sector asturiano espera una buena campaña de Navidad y llama a moderar las alarmas sobre la situación económica

Viandantes frente a una tienda de Avilés que ya anuncia las rebajas del "Black friday".

Los descuentos del llamado “Black friday” (“Viernes negro”, fiesta consumista importada de EE UU) marcan esta última semana de noviembre el inicio de un ciclo crucial para los resultados sector asturiano del comercio. “El consumo mantiene una tendencia sostenida al alza y confiamos sobre todo en una muy buena campaña de Navidad”, comentó ayer Carmen Moreno, gerente de la Unión de Comerciantes de Asturias. Y aseguró que no se esperan problemas de falta de suministros ni ante la cita inmediata del “Black friday” ni de cara a las fechas navideñas.

“Los comerciantes asturianos se aprovisionan con tiempo y muchos de sus proveedores son nacionales o europeos; tienen una dependencia mucho menor que otros sectores de las importaciones asiáticas”, reflexionó Carmen Moreno. Y consideró que no tiene por qué haber dificultades de abastecimiento, más allá de ciertos productos (juguetes de moda o determinados aparados tecnológicos) que escasean de manera recurrente cada temporada, haya o no problemas globales de oferta y de logística, sostiene la directiva.

El comercio de proximidad ha terminado por adherirse de manera general a los descuentos del “Viernes negro”, a menudo a rebufo de la apuesta que han hecho por esta campaña las principales enseñas de moda y los grandes almacenes. Los establecimientos de tamaño modesto tienden a hacer ofertas desde inicios de la semana, prolongándolas hasta el sábado. La práctica más común es ofrecer algún descuento general y rebajas de mayor enjundia en productos específicos. “En 2020, la campaña del ‘Black friday’ fue muy favorable, porque veníamos de un año duro de confinamiento y con ganas de consumir; este esperamos resultados más contenidos y, sobre todo, una buena campaña de Navidad”, comentó Carmen Moreno. Y añadió un llamamiento a “no exagerar ni generalizar” las informaciones sobre dificultades económicas, por su efecto psicológico sobre los consumidores, que en situaciones de alarma propenden a contener el consumo y ahorrar por precaución.

Algunos indicadores aportan señales mixtas sobre el consumo de los asturianos. El índice de ventas elaborado por SADEI señala que la demanda está en niveles análogos a los de 2019. Otro que confecciona el INE sitúa a la región por debajo aún de tales niveles.

Compartir el artículo

stats