Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Faltan referentes”, juzgan las empresarias sobre la escasez de vocaciones científicas

Directivas asturianas llaman a los jóvenes a “perder el miedo” a las carreras tecnológicas, que acusan un descenso de alumnado, alerta FADE

Por la izquierda, Susana Pascual, Isabel Santos, Mariel Díaz y Leticia Bilbao. | Cristina Velasco

“Faltan referentes”. La frase la pronunciaron en diferentes momentos de su intervención tres empresarias asturianas: Susana Pascual, consejera delegada de PixelHub; Isabel Santos, socia y directora de desarrollo de negocio en Táctica TIC, y Mariel Díaz, cofundadora de Triditive. Las tres pusieron el broche final al programa de FADE bautizado como “Masssteam” (así, con tres eses), con el que la patronal asturiana pretendía analizar la razón por la que a las mujeres les cuesta más optar por vocaciones científicas y tecnológicas. Ellas eran ayer el referente. Y su audiencia, los estudiantes del IES de La Ería de Oviedo, el IES de La Fresneda de Siero y el Codema de Gijón. “Estoy muy orgullosa de haber conseguido lo que me decían que era imposible de conseguir”, dijo Díaz para animar a los estudiantes. Se refería a fundar su empresa.

Sobre el tema de los referentes, Susana Pascual agregó que las redes sociales están siendo una piedra en el camino de la búsqueda de la igualdad de géneros. “Generan unos patrones muy sexualizados entre los jóvenes que, aunque no nos damos cuenta, acaban influyendo en la elección de las carreras”, aseguró. Mientras Isabel Santos destacó: “Ahora estamos en una situación muy diferente a la de hace unos años, hay menos barreras que antes, pero sigue habiendo pocos referentes”. Y destacó el papel “importantísimo” de los profesores de los institutos para formar a los trabajadores del mañana.

Idéntico análisis hicieron los propios estudiantes. Leticia Bilbao, directiva de FADE y que ejerció como moderadora del debate, cedió durante unos minutos el micrófono a los alumnos. “Hay miedo a ir a una carrera en la que haya pocas mujeres”, dijo una de las estudiantes. Recogiendo el guante, Susana Pascual aseguró que parte de la culpa de que los jóvenes no se decanten por estas carreras técnicas y científicas “la tiene el desconocimiento de cómo son estos estudios”. Mariel Díaz resaltó la importancia de “ir a la raíz del problema” e intentar promover este tipo de estudios entre los más jóvenes. La empresaria viajó después de la charla a Nueva York para inaugurar unas oficinas de su compañía, dedicada a la impresión en tres dimensiones.

Isabel Santos resaltó que Asturias es una región propicia para hacer que las ideas florezcan. “Tenemos lugares donde contar nuestros proyectos y buscar apoyo”, dijo. En la inauguración de la jornada, la presidenta de FADE, María Calvo, aseguró que el objetivo de “Masssteam” es “mostrar a los jóvenes las puertas laborales que se abren a quienes estudian carreras científicas y tecnológicas” e intentar frenar, argumentó, el “descenso de las matriculaciones en estas carreras, especialmente significativo en el caso de las chicas”.

Los estudiantes presentaron proyectos innovadores que han desarrollado como parte del programa, en el que participa la Fundación CTIC. Entre esas ideas, una aplicación para detectar el acoso escolar y unas prótesis con sensores para facilitar la recuperación tras una lesión.

Compartir el artículo

stats