Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arcelor inicia las obras de la planta piloto de Gijón para captar CO2 de gases siderúrgicos

Los investigadores del Incar diseñaron la tecnología para separar las emisiones y aprovechar las corrientes de hidrógeno

Altos hornos de ArcelorMittal en Veriña, Gijón.

ArcelorMittal pretende transformar la producción de acero en Gijón con una inversión de mil millones de euros para construir una planta de reducción directa de mineral de hierro con hidrógeno y una acería de arco eléctrico alimentada con renovables. No obstante, no renuncia a seguir produciendo acero en horno alto convencional y para rebajar emisiones la multinacional explora nuevas tecnologías. En esa línea, ArcelorMittal ya ha iniciado en su factoría de Gijón las obras de las tuberías y compresores que alimentarán de gases siderúrgicos a una planta piloto que está desarrollando el Instituto del Carbón (Incar) y en la que se ensayará la captura de CO2 y el aprovechamiento del hidrógeno.

La iniciativa forma parte de un proyecto de 14 millones de euros coordinado por la University College de Londres y financiado por la UE. “Hace unas semanas finalizamos el diseño 3 D de la planta piloto que servirá de base para el montaje mecánico, que se llevará a acabo en abril o mayo del próximo año”, señaló José Ramón Fernández, investigador del Incar-CSIC. La tecnología que se utilizará para la captura del CO2 es el proceso calcio-cobre. La planta piloto estará anexa al edificio de experimentación GasLab de la factoría de Gijón, que cuenta con acceso directo a los gases de acería. La nueva planta tendrá un reactor de seis metros de altura y 0,5 metros de diámetro.

José Ramón Fernández señaló que las tecnologías de captura de CO2 en horno alto y horno básico de oxígeno permitirán rebajar las emisiones de dióxido de carbono incrementado el coste de producción del acero en algo menos del 50%, frente al 90% que supone la producción usando hidrógeno verde “que exige materias primas de alta pureza y no permite producir todos los tipos de acero”.

Compartir el artículo

stats