Hijos de J. Barreras presentó ayer la solicitud de concurso voluntario de acreedores. El astillero vigués trasladó al Juzgado de lo mercantil número 3 de Pontevedra tanto las tres propuestas recibidas para hacerse con las instalaciones, entre ellas las de las empresas asturianas Armón y Gondán, como una valoración técnica realizada por el asesor independiente Kroll. Ahora, todo está en manos de la jueza Amelia Pérez Mosteiro, ya que, según trasladaron desde Barreras, ella será la encargada, previo informe de la administración concursal, de elegir entre las opciones presentadas.

Según Barreras-Kroll, con la ejecución del prepack concursal, modelo que posibilitará un rápido traspaso de las instalaciones, se permitirá “un relanzamiento del negocio del astillero y la expansión de su actividad”. En las próximas semanas habrá una ganadora entre las tres ofertas recibidas “sobre la base de los principios de transparencia, publicidad y concurrencia”.

El contenido de las propuestas se trasladó ayer por primera vez de forma oficial al comité de empresa del astillero durante una reunión telemática. Astilleros Gondán, con sede en Castropol, ofrece 2 millones de euros por las instalaciones y quiere disponer del taller de prefabricado de Barreras, lo que supondría el 50% de los terrenos. Propone iniciar la actividad lo más rápido posible con los cuatro barcos de apoyo a plataformas eólicas firmados con su principal cliente, Østensjø Rederi. Además absorbería a los casi 120 miembros que forman la plantilla, con la salvedad de “dos altos directivos de reciente contratación”, según señalaron los sindicatos.

En lo que respecta a Armón, empresa con sede en Navia que ya cuenta con un astillero en Vigo, propone la cuantía más alta, 8 millones de euros, y la promesa de iniciar la actividad en seis meses sin contar con los terrenos privados, hipotecados a favor de una de las sociedades del expresidente de Barreras Douglas A. Prothero. El “hándicap” de Armón está en que solo contaría con “al menos 20 trabajadores” de la actual plantilla.

Marina Meridional ofrece 2 millones de euros por la parte concesional, asumiría 4 millones de la deuda de proveedores y absorbería el 100% de la plantilla siempre y cuando se negociase un nuevo convenio. Según los sindicatos Kroll trasladó al comité que esta oferta “no reúne solvencia industrial para hacerse cargo del astillero”. Por contra, la consultora valora positivamente tanto la oferta laboral de Gondán como la económica de Armón. Son “dos buenas opciones”.