Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los autónomos de FADE dicen que las cuotas que plantea Escrivá perjudican a la mayoría

CEAT Asturias señala que los autoempleados con pérdidas tendrán que seguir pagando y que los aumentos de cotización llegan al 350%

José Luis Escrivá, ministro de Inclusión y Seguridad Social Chema Moya / POOL

CEAT Asturias, asociación de autónomos de FADE, señaló ayer que la propuesta del ministro Escrivá para reformar la cotización de los autoempleados y acompasarla a sus ingresos “perjudica a la inmensa mayoría de ellos sin beneficiar a nadie de forma relevante”.

Ignacio García, secretario general de CEAT, afirmó que con la propuesta del Gobierno –horquilla de 13 tramos de cotización que cuando esté desplegada totalmente en 2031 incorporará cuotas mensuales de entre 183,6 y 1.266,6 euros–, los autónomos van a perder la opción de elegir la cuota dentro de unos topes. Apuntó que la principal ventaja era que cada autónomo se organizaba para adecuar la cuota a sus posibilidades y liquidez, y que el principal inconveniente era que normalmente, y “dado lo difícil que es sobrevivir como autónomos,” las historias de cotización y su consiguiente pensión son muy bajas. García afirmó que esa “flexibilidad” se va a perder a cambio de un “presunto acercamiento a la cotización de los asalariados que en algunos casos es ficticio”. Apuntó que los que no perciban ingresos o registren perdidas tendrán que seguir pagando más de 2.000 euros al año y que a partir de 1.300 euros de rendimientos al mes los incrementos previstos van creciendo. “Especialmente a partir de los 2.330 euros, donde las cantidades a pagar se duplican y hasta superan un 350% para los que ingresen mas de 4.000 euros”, señaló García.

Otras asociaciones de autónomos, como ATA, tacharon de injusta la propuesta y UPTA y UATAE señalaron que, con matices, coinciden con su planteamiento para los que menos ingresan.

Compartir el artículo

stats