Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El boom del naval asturiano: Gondán tiene pedidos por 294 millones y Armón se queda sin sitio para más barcos

Las compañías de Castropol y Navia esgrimen su abultada carga de trabajo como aval para adjudicarse las instalaciones de Barreras en Vigo

Astillero de Gondán desde el puerto de Figueras.

A los astilleros asturianos les rebosa la actividad. Gondán y Armón necesitan más instalaciones para atender la demanda de barcos que tienen y por eso están pujando por las instalaciones de Hijos de J. Barreras en Vigo, el mayor astillero privado de España. Tanto Gondán como Armón destacan su abultada carga de trabajo como aval para quedarse con el astillero gallego, en concurso de acreedores.

Gondán

En la documentación presentada por Gondán a la consultora Kroll (contratada por los dueños de Hijos de J. Barreras para la operación de venta) se destaca que el astillero de Castropol ha construido durante los últimos tres años 15 embarcaciones por un importe de más de 232 millones de euros y que actualmente cuenta con una carga de trabajo de 14 embarcaciones por un importe de más de 294 millones de euros. En concreto se trata de cuatro barcos de apoyo a parques eólicos marinos encargados por Edda Wind, empresa coparticipada por los grupos noruegos Østensjø y Wilhelmsen, y de diez ferries eléctricos para el operador portugués de transporte fluvial de pasajeros Transtejo. Además, Gondán informó a Kroll que uno de sus clientes le comunicó su intención de construir cuatro buques para parques eólicos similares a los cuatro que ya tiene en cartera.

Los barcos contratados por Edda Wind se están construyendo en las dos gradas del astillero de Gondán en Figueras, mientras que los transbordadores encargados por Transtejo se fabrican en las instalaciones de la división de fibra, ubicadas en el muelle sur de Castropol, en el límite con el concejo de Vegadeo. Esas dos unidades productivas, junto con las naves de procesado de acero y almacén situadas en el polígono de Barres, también en Castropol, constituyen la infraestructura disponible por Gondán. Los cuatro nuevos barcos de apoyo a parques eólicos marinos se construirían en las instalaciones de Hijos de J. Barreras de Vigo si Gondán es elegido como adjudicatario de las instalaciones. En un año comenzaría la construcción en grada y Gondán está dispuesto a absorber a prácticamente la totalidad de la plantilla del astillero vigués, formada por más de 120 trabajadores. Además abonaría dos millones de euros por las instalaciones.

Armón

El otro astillero asturiano, Armón, también puja por Hijos de J. Barreras a pesar de contar con hasta seis instalaciones en Asturias y Galicia. La empresa tiene astilleros en Navia, Gijón, Burela (Lugo) y Vigo (Pontevedra). Además, su filial Auxiliar Naval del Principado construye embarcaciones de aluminio en sus instalaciones de Puerto de Vega, en el concejo de Navia, y su filial Conformado y Corte se dedica al procesado de acero en las naves que tiene en el polígono de Jarrio, en el concejo de Coaña. Todas estas instalaciones no son suficientes para absorber la demanda de embarcaciones que tiene la compañía con sede central en Navia. En la documentación presentada por Armón a la consultora Kroll se afirma que en estos momentos no dispone de espacio en sus astilleros para atender la demanda que tiene y que, por lo tanto, le resultaría fácil aportar carga de trabajo a Hijos de J.Barreras de ser adjudicatario de las instalaciones.

Según datos del Ministerio de Industria, al cierre del tercer trimestre de 2021 Armón tenía una cartera de pedidos de 17 barcos para armadores de España México, Noruega, Argentina, Irlanda, Islandia, Bélgica y Argelia. Son desde barcos pesqueros a gasineras flotantes, pasando por buques oceanográficos, remolcadores o catamaranes de pasajeros. Además, en ese listado no están las embarcaciones de aluminio que fabrica la filial Auxiliar Naval del Principado, que en los últimos meses obtuvo varios contratos para fabricar embarcaciones de salvamento y patrulleras para la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (Sasemar) y la Guardia Civil.

Armón ofrece ocho millones de euros por las instalaciones de Hijos de J. Barreras, la oferta más alta entre las tres empresas finalistas (en las que también está Gondán y Marina Meridional), una inversión de entre 4 y 6 millones para poner a punto las instalaciones y la promesa de iniciar la actividad en seis meses. Sin embargo, el punto débil de la oferta de Armón es la absorción de empleo, un aspecto que la Xunta de Galicia reclama como determinante en la adjudicación que deberá decidir la titular del Juzgado de los Mercantil número 3 de Pontevedra. Armón, que ya cuenta con personal en Vigo, asumiría al menos 20 empleados de Hijos de J. Barreras.

Compartir el artículo

stats