Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Álvaro Platero Presidente de Astilleros Gondán

“Si adquirimos Barreras podremos hacer muchos más barcos que ahora”

“Por supuesto que mantendremos los planes para ampliar el astillero de Figueras” | “Queremos replicar en Vigo el modelo de Gondán”

Álvaro Platero, en las instalaciones de Gondán en Figueras (Castropol). | Miki López

Álvaro Platero (Castropol, 1960) preside Astilleros Gondán, grupo que compite con el también asturiano Armón por la adquisición de Hijos de Barreras en Vigo (Galicia). En esta entrevista expone los pormenores de su propuesta y confirma el propósito de Gondán de compatibilizar, en su caso, la integración del astillero gallego y la expansión de las instalaciones castropolenses de Figueras.

–El informe remitido por la consultora Kroll al juzgado incide en lo siguiente respecto a la propuesta de Gondán: “Prevé el inicio de la actividad en Barreras en octubre de 2022 con fabricación de acero y no sería hasta febrero de 2023 que se iniciaría la construcción en grada”. ¿Es correcto? ¿Cuándo estaría en disposición de arrancar?

–No es correcto. Lamentablemente desconozco el contenido del informe de Kroll y la interpretación que han realizado de la información que les suministré. Ese dato se puede referir a la planificación de los barcos que vamos a construir en Gondán en Figueras, pero en ningún caso a los tiempos previstos para Barreras. Estamos en condiciones de empezar a construir barcos inmediatamente, en cuanto las instalaciones y el equipo estén listos. Tenemos mucha cartera de pedidos, y estamos perdiendo contratos por no poder construirlos en el plazo requerido, ya que en Figueras nuestras instalaciones no dan para más.

–¿Qué plazo, aproximado, prevé para alcanzar un nivel de actividad óptimo en los talleres de chapa y gradas?

–El mínimo que sea posible. Va a depender del estado en el que nos encontremos las instalaciones, de lo que tardemos en acometer algunas inversiones, porque tenemos previsto invertir alrededor de 8 millones de euros, y del tiempo que tardemos en formar el nuevo equipo. En este sentido, hará falta al menos la misma cantidad de personal que en Gondán Figueras, donde somos 380 trabajadores. Barreras es más grande y necesitará más, pero hay que empezar poco a poco, hasta coger el ritmo de máxima capacidad.

–Ha afirmado que lo fundamental para poner en marcha un proyecto así es el equipo. Al margen del mantenimiento de la plantilla, ¿cómo replicarían el modelo Gondán en Vigo? ¿Con una delegación de su equipo trasladada a Galicia durante un tiempo o de forma permanente?

–Nosotros intentaremos replicar el modelo Gondán, porque está demostrado con la experiencia de muchos años y muchos barcos construidos, que es un modelo que funciona. Ambos astilleros serán independientes, aunque colaborarán mucho, y compartiremos sinergias, pero está claro que hay que hacer un equipo propio en Vigo, no es viable dirigir un astillero a distancia. Cada astillero tendrá su gente, pero los directores de Vigo vendrán a Figueras y los directores de Figueras vendrán a Vigo. Cuando sea necesario y más al principio. Además, ahora, puedes estar conectado a diario, sin tener que estar físicamente en todos lados.

–¿Los cuatro buques de Østensjø, de la que aportó una carta de intenciones en el proceso, serían para hacer en Vigo?

–Me temo que ese dato, al igual que otros que se han publicado estos días como el valor de la carga de trabajo estimada para el futuro, también es erróneo. Gondán informó detalladamente de los contratos que teníamos firmados y de las ofertas en las que estamos trabajando, tanto las de Østensjø como muchas otras, con tanta probabilidad de éxito o más que las de Østensjø. Si adquirimos Barreras, podremos cerrar muchos más barcos que los que tenemos ahora, porque, como le decía, estamos perdiendo contratos por no poder hacerlos en el plazo requerido. Mi idea es arrancar en Barreras con buques que ya están firmados. Y, efectivamente, alguno de los barcos de Østensjø, podría empezarse cuanto antes en Vigo, en cuanto estemos preparados.

–En caso de adjudicarse Barreras, ¿mantendría el proyecto de ampliación del astillero asturiano de Figueras?

–Por supuesto, la primera parte de las obras de ampliación de Figueras ya está en marcha, y para la segunda fase se necesitan trámites urbanísticos complejos y que requieren más tiempo.

–¿Prescindiría de la marca Barreras?

–(Ríe) No sé. No hemos llegado a ese punto, ojalá llegue el momento de planteárselo. Es una marca con mucha tradición en Galicia pero, por otro lado, necesitamos que se vea claramente que pertenecería al grupo Gondán, que tiene un prestigio comercial muy importante… A ver si encontramos una solución que satisfaga a todos.

–El sector apunta, casi de forma unánime, la relevancia para toda la industria que tendrá la reactivación de unas instalaciones como las de Barreras...

–Sin duda. Barreras ha sido muy importante para Galicia y para el sector naval. Necesitamos que vuelva a serlo. Para mí es una gran responsabilidad dar este paso y optar a hacerme cargo de este astillero, del que dependen muchas familias. Pero, por otro lado, contamos con experiencia suficiente. En el occidente asturiano, Gondán es una empresa clave de la que dependen muchas familias, y me atrevería a decir, que una comarca entera. Para todo el sector naval, para Galicia, es imprescindible que Barreras vuelva a funcionar y vamos a poner todo de nuestra parte para que, en caso de que sea nuestro, así sea.

Compartir el artículo

stats