Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El despliegue de las energías verdes

Asturias tiene en proyecto 450 molinos de viento de hasta 250 metros de altura

Los parques están concetrados en el occidente de la región y con su puesta en marcha se cuadruplicaría la capacidad de generación eólica

Parque eólico de Iberdrola El Segredal. David de la Iglesia Villar

La transición energética de Asturias está en el aire, porque aún genera muchas interrogantes y porque el viento parece llamado a ser protagonista. En estos momentos los promotores tienen en tramitación o en obras 61 parques eólicos que incluyen la instalación de 450 molinos de viento que se suman a los 521 que están actualmente en operación en Asturias. En total serían casi un millar de gigantes eólicos si se construyen todos los previstos. Además, los aerogeneradores que se pretenden instalar en la región tienen mucha más potencia que los actuales y, por ello, las dimensiones de las torres son muy superiores. En los últimos proyectos ya se están planteando aerogeneradores de hasta 6,2 megavatios (MW) de potencia –casi diez veces más que los primeros instaladas en la región a principios de siglo– y de hasta 250 metros de altura, por encima de los 225 metros de la chimenea de la central térmica de carbón de Aboño, la obra civil más alta de la región.

Asturias tiene actualmente 23 parques eólicos –nueve de ellos en manos de EDP, el principal operador– con una potencia instalada de 648 MW repartida en 521 aerogeneradores, de los que 49 fueron activados el pasado año por Iberdrola. En el primer trimestre de este año está previsto que entre en operación un nuevo parque, el de Buseco, en los concejos de Tineo, Villayón y Valdés, con diez aerogeneradores y una potencia instalada de 50 MW. El promotor de la instalación es Capital Energy, que además cuenta con autorización administrativa para iniciar de inmediato en terrenos anexos las obras del que será su segundo parque, el de Pico Liebres, con tres aerogeneradores y una potencia de 15 MW. También tiene autorización administrativa Electra Norte para ampliar el parque eólico de Penouta, en Boal, con cuatro aerogeneradores de 10 MW. Son los proyectos que puede ponerse en marcha de inmediato, pero hay decenas de ellos en diferentes fases de tramitación.

El Gobierno del Principado se encarga de tramitar los parques eólicos de menos de 50 megavatios y según datos de la administración regional cerrados a noviembre de 2021 hay 46 parques –sin contar Buseco, Pico Liebres y la ampliación de Penouta– que han superado la selección en competencia y se encuentran en tramitación. De ellos, ocho ya tienen declaración de impacto ambiental.

Por su parte el Ministerio para la Transición Ecológica se encarga de los parques eólicos de más de 50 MW y en estos momentos tiene en tramitación en Asturias 12 parques que suman una potencia instalada de 965 MW repartida en 178 aerogeneradores. Seis parques están promovidos por Capital Energy –la compañía que más potencia eólica obtuvo en la última subasta de renovables convocada por el Ministerio–, cinco por Naturgy y uno por la compañía gallega Volantis Renovables.

El acceso a la red

Muchos de los proyectos que están en tramitación en Asturias ya cuentan con el necesario permiso de acceso a la redes de transporte y distribución eléctrica para poder evacuar la energía que generen. Según datos de Red Eléctrica de España cerrados a 30 de noviembre de 2021, en Asturias hay parques eólicos operativos con capacidad máxima de generación de 631 MW (cifra que tiene que ser igual o inferior a la potencia instalada, que es de 648 MW). A esa capacidad máxima se podrían sumar otros 1.546 MW correspondientes a parques eólicos que están actualmente en tramitación y que al menos cuentan con permiso de acceso a la red de transporte eléctrico. La suma da 2.177 MW, cifra que aún se puede incrementar si se añaden los 317 MW de parques eólicos que han solicitado permiso de acceso a la red y actualmente se encuentran en curso. La suma total son 2.494 MW, lo que supone casi cuadruplicar la actual capacidad de generación de Asturias.

Los proyectos eólicos en tramitación en el Principado y en el Ministerio para la Transición Ecológica incluyen las instalación de 450 molinos de viento, que en la mayoría de los casos tienen más potencia que los ya instalados en la región y mucha mayor envergadura. En los últimos proyectos presentados se prevén gigantescas torres eólicas. Así, Naturgy plantea para el parque Corcolín, a instalar en los concejos de Allande y Tineo, aerogeneradores de 6,2 MW de potencia con torres de entre 100 y 165 metros de altura y un diámetro de rotor de 170 metros. Eso supone que desde la base hasta la punta del aspa hay entre 220 y 252 metros de altura.

Algunos de los parques que se están tramitando en la región están fuera de la denominada zona de alta capacidad de acogida, el territorio de desarrollo eólico preferente. No obstante, el Principado ha iniciado los trámites para modificar las directrices de ordenación de parques eólicos para permitir su instalación en más zonas. En concreto se pretende facilitar el desarrollo de parques eólicos en el centro y el nuevas áreas del Suroccidente. Hasta ahora todos los parques están concentrados en el ala occidental de la región, donde se prevén ubicar la inmensa mayoría de los molinos en tramitación.

Iberdrola gana la mayor subasta eólica marina de Reino Unido, para invertir 22.500 millones


Iberdrola ha sido el gran vencedor de la megasubasta de energía eólica marina de Reino Unido, con la adjudicación de 7.000 megavatios (MW), cuyo desarrollo en Escocia supondrá una inversión total de 22.500 millones de euros, según informó ayer la compañía. El grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán ha conseguido el desarrollo de tres proyectos a gran escala; dos con tecnología flotante, que desarrollará en alianza con Shell, y un tercero sobre estructura fija. Galán destacó que estas adjudicaciones muestran «el compromiso del grupo con Escocia y con el Reino Unido». «Iberdrola es un líder global en eólica marina con más de 5.500 millones de euros invertidos en Reino Unido, Europa continental y EEUU, y planes para alcanzar los 30.000 millones hasta 2030 gracias al refuerzo de nuestros mercados actuales y la entrada en varios países asiáticos -dijo Galán-. La enorme oportunidad de inversión que supone esta tecnología requiere crear alianzas, como la que tenemos con Shell para estos proyectos». Las áreas adjudicadas a la energética podrían suministrar energía limpia a casi 8,5 millones de hogares, tres veces el número de viviendas que hay en Escocia. Se trata de los proyectos MarramWind, de 3.000 MW; CampionWind, de 2.000 MW y Machair Wind, proyecto de 2.000 MW con cimentaciones fijas. La “joint venture” Ocean Winds, propiedad a partes iguales de EDP Renovables y Engie y dirigida por el asturiano Bautista Rodríguez, también se adjudicó en Escocia un proyectos eólico con cimentaciones fijas de 1.000 MW.

Compartir el artículo

stats