Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mobile World Congress

Del casco ciclista con intermitentes al cepillo de dientes inteligente: el futuro que proponen las start-ups del Mobile

Los emprendedores celebran poder volver a encontrarse cara a cara y tener tan cerca a inversores y responsables de grandes compañías

Un emprendedor presenta su invento tecnológico en el 4YFN, el salón de las start-ups dentro del Mobile World Congress.

“Nada, no te preocupes: tendremos 20 encuentros como este a lo largo del día”. El emprendedor, uno de los miles que campan esta semana por el recinto Gran Via de Fira de Barcelona, se despide sin aparente problema de un posible inversor para atender otra reunión espontánea. Es a lo que dedicará gran parte de su jornada, igual que las otras casi 600 empresas que participan este año en el 4 Years From Now (4YFN), el salón de las start-ups dentro del Mobile World Congress. “Es nuestro primer año, y pese a que ayer nos tomamos el día como una primera toma de contacto, no paramos de tener reuniones”, confirma otro joven empresario al que se han aproximado dos grandes compañías, y que tiene agendadas para este martes una docena de entrevistas con inversores.

Porque si bien este espacio para los emprendedores nació con la intención de demostrar el potencial innovador de las start-ups, ocho años después el tejido se reivindica solo, así que el objetivo ha pasado a ser que cierren cuantos más acuerdos de negocio mejor. Así lo pusieron de manifiesto el presidente del evento, Yossi Vardi, y su director general, Pere Durán, en el acto inaugural. Acto en que también quedó claro que la meta del salón sigue intacta: visibilizar el futuro a cuatro años vista a través de las propuestas de los emprendedores.

Y según lo que este año se ha presentado en el 4YFN, este futuro a corto plazo pasa por cervezas servidas por brazos robóticos (un invento del grupo Damm), por aplicaciones que interpretan el mundo a las personas ciegas (propuesta de la start-up coreana Tuat Corp y de SK Telecom), por móviles que se utilizan con la vista pensados para personas con movilidad nula o a través de la vibración para usuarios que no ven (Cruz Roja) y por tiendas de ropa online que permiten probar las prendas sobre avatares personalizados (desarrollo de IN3D, una de las empresas que ha traído Decathlon).

Para entonces, los ‘managers’ de influencers tendrán su propia herramienta de gestión (Zexel); los gatos utilizarán cajas de arena inteligentes que se limpiarán solas (Pluto Square); las inmobiliarias podrán amueblar virtualmente los pisos en venta (Stage in Home); los conductores de bicicleta y moto podrán activar un intermitente incorporado a su casco con solo mover la cabeza (Ticc), los clientes de un gimnasio podrán utilizar cabinas que les detectarán lesiones y les recomendará entrenamientos (Inuba), y los 'runners', deportivas que analizarán su rendimiento (Orphe).

En el trabajo, los jefes podrán descubrir con inteligencia artificial el estado emocional de los empleados en las videollamadas (Emocional), el cepillo de dientes analizará la salud bucal del usuario (Smartooth), el médico recetará auriculares inteligentes para los problemas de sueño (Kokoon), y los juguetes para niños se alquilarán a través de una plataformas de suscripción (Kidalos).

Reencuentros presenciales

"Es nuestro primer año, todavía no sabemos si los contactos se acaban traduciendo en ventas, pero hemos conocido a gente muy interesante", analiza una de las emprendedoras que expone en el salón. Entre estos contactos, por ejemplo, figura el consejero delegado de una compañía paquistaní que les he propuesto buscar el modo de colaborar. "Lo mejor de estar aquí es encontrarte cara a cara con gente con la que habitualmente hablamos vía Zoom", reflexiona otro, que añade a las ventajas estar a pocos metros de directivos de compañías como Google.

"Lo bueno es que entras en contacto con las personas a cargo de tomar la decisión de llegar a un acuerdo", suma un tercer empresario. "Es una mezcla entre encontrarte con proveedores que hace años que no ves y captar potenciales clientes", concluye otra emprendedora. Todos, en definitiva, haciendo honor a los deberes que había puesto el presidente del 4YFN en su conferencia inaugural: no hacer 'networking', lanzó, es perder el tiempo.

Compartir el artículo

stats