Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno sopesa ahora limitar el precio del carburante para los transportistas

La medida, que debe ser aceptada por la UE, quiere evitar que una mayor subida del gasóleo neutralice la bonificación estatal de 500 millones

RICARDO SOLÍS

El Gobierno está sopesando la posibilidad de limitar el precio de los carburantes mientras se aplique la bonificación de 500 millones a los transportistas anunciada anteayer, señaló la ministra de Transportes, Raquel Sánchez. Este tope, supeditado a que lo autorice la Unión Europea, trataría de garantizar que la compañías petroleras no encarezcan el producto en la misma proporción, lo que neutralizaría el descuento que se haga a los usuarios y desviaría la subvención hacia los refinadores y comercializadores del combustible.

La posibilidad de que la UE admita esta opción es limitada. España y Portugal parecen haber descartado ya una propuesta similar para limitar el precio máximo de la electricidad a 180 euros el megavatio / hora ante la escasa aceptación de este tipo de restricciones al libre mercado por parte de otros gobiernos y las autoridades comunitarias.

Las petroleras también expresaron su sorpresa ante la posibilidad, avanzada por la vicepresidenta económica Nadia Calviño de que este tipo de compañías asuman una parte de la bonificación de 500 millones con cargo a sus márgenes, siguiendo el modelo francés. La empresas de refino, distribución y comercialización de carburantes no fueron informadas, dijeron, de esa pretensión.

La medida propuesta anteayer por el Gobierno al Comité Nacional del Transporte (CNT) para intentar poner fin a la huelga del transporte mediante la bonificación del coste del combustible a los profesionales a partir del 1 de abril es muy similar a la adoptada por otros países del entorno (Francia, Italia, Portugal), aunque en España está aún pendiente de concreción, lo que ocurrirá pasado mañana, señaló ayer el empresario sierense Ovidio de la Roza, miembro del CNT y presidente de la patronal sectorial asturiana Asetra y de la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), la patronal española mayoritaria. Por lo tanto, precisó, hasta no conocer el detalle no es posible hacer una comparación muy precisa entre países.

Fenadismer, la segunda asociación sectorial más relevante del país, y de la que forma parte la asturiana Cesintra, también objeta la inconcreción (el Gobierno no ha precisado “cómo se articulará” ni “qué cuantía de la posible ayuda le corresponderá a cada transportista, y si esta llegará tanto a los transportistas pesados como a los ligeros”), por lo que, junto a las asociaciones Fetransa y Feintra, convocó desde ayer su propio paro, al margen del que desde el día 14 se está desarrollando por iniciativa de la Plataforma para la Defensa del Transporte de Mercancías, representada en Asturias por UITA.

“Nuestro paro es por la inconcreción de la ayuda, pero no se presionará a quien desee trabajar”

Julio Villaescusa - Presidente de Fenadismer

decoration

Asetra y CETM no respaldan estos paros indefinidos porque, “aunque compartimos la identificación de los problemas y la gravedad de la situación del sector, priorizamos la negociación”, dijo De la Roza.

La indefinición del Gobierno no se despejará hasta el viernes, una vez que se haya celebrado la reunión del Eurogrupo de mañana y pasado, y en la que los ministros de Economía del euro abordarán el grave problema de la carestía de la energía (luz, gas, petróleo y combustibles).

Otros países ya anunciaron medidas. Francia dotó 400 millones para abaratar el combustible a 520.000 vehículos. Cada autocar recibirá 1.000 euros y los camiones, entre 400 y 1.300 según su tonelaje. Las furgonetas y ambulancias, obtendrán 300.

Portugal bonificará 0,30 euros por litro a vehículos de hasta 35 toneladas y 0,20 para vehículos de tonelaje superior. Habrá otra bonificación de 0,30 euros para el uso del aditivo Adblue. Y se permitirá aplazar el pago de impuestos.

“Compartimos la gravedad de la situación, pero estamos por la negociación”

Ovidio de la Roza - Presidente de Asetra y CETM

decoration

En Italia se reducirá el 0,25 euros por litro los impuestos especiales y una bonificación de 0,25 euros por litro en el precio del combustible entre el 1 y el 30 de abril. Hay otras medidas que suman en total 4.400 millones.

Alemania prevé recortar el coste de los hidrocarburos en 10 céntimos por litro y que el precio se estabilice en dos euros. Dado el tamaño del sector y su consumo, podría tener un coste de 10.00 a 13.000 millones para el Estado.

Bélgica anunció la rebaja del IVA para la electricidad y el gas, así como los impuestos especiales y conceder un bono a calderas de gasoil.

El Gobierno español reiteró ayer (lo hicieron las ministras de Economía y de Transportes) que en España la rebaja de la fiscalidad al combustible sería muy poco eficaz porque España tiene el impuesto de hidrocarburos más bajo de la UE y en el límite de lo que permite la Comisión, y reducir el IVA sería inocuo porque este impuesto es neutro para los transportistas, dado que lo repercuten.

Ayer se identificaron a 23 personas integrantes de piquetes de huelga en Asturias y se pincharon las ruedas a varios camiones en el puerto de Avilés.

Compartir el artículo

stats