MásMóvil, la operadora de telecomunicaciones propietaria de la marca asturiana Telecable, volvió el año pasado a beneficios, con una ganancia neta de 189 millones frente a unas pérdidas (en términos comparables) de 77 millones en 2020.

El grupo, que está en negociaciones con Orange España para su fusión, que podría aprobarse en este trimestre según el acuerdo inicial suscrito entre ambas sociedades, acrecentó el 28% sus ingresos totales en 2021, hasta los 2.465 millones, que se aceleraron en el último trimestre con un incremento interanual del 43%.

El resultado bruto de explotación (“ebitda”) creció el 48%, hasta los 949 millones y el margen de “ebitda” progresó hasta alcanzar el 38%, su mayor cifra anual.

El número de clientes creció el 26%, hasta los 14,5 millones de líneas: los clientes de telefonía móvil se situaron en 11,4 millones (los de la modalidad de postpago se incrementaron el 35%) y los de banda ancha aumentaron el 60% (hasta los 3,1 millones).