Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mittal allana el plan de la “acería verde”: “Tenemos una posición ideal para invertir”

El dueño de Arcelor espera avanzar este año en la reconversión de la planta de Gijón, pero advierte que necesitará ayuda política al multiplicarse por diez el consumo de luz

El responsable de proyectos de descarbonización de ArcelorMittal, Oswaldo Suárez, en el centro, explica el plan para la factoría de Gijón a Pedro Sánchez y Lakshmi Mittal.

El plan de más de mil millones para descarbonizar la factoría siderúrgica de Gijón se someterá este mes el examen final del comité de inversiones de ArcelorMittal, que se reunirá en Luxemburgo. Pese a la actual crisis, el camino está allanado. “Estamos en una posición ideal para invertir”, afirmó el presidente ejecutivo de la multinacional, Lakshmi Mittal, tras destacar las previsiones de incremento mundial de la demanda de acero para los próximos años y el compromiso de la compañía con la rebaja de las emisiones de CO2 en sus plantas en Europa. Su hijo, Aditya Mittal, CEO de la compañía, destacó que la multinacional tiene proyectos de descarbonización por valor de 5.600 millones de dólares en Canadá, Bélgica, Francia y España –en referencia este último al plan conjunto para las factorías de Gijón y Sestao– y señaló: “Espero que podamos lograr un progreso significativo en algunos de ellos este año”.

Los Mittal hicieron estas declaraciones en la presentación del informe anual integrado de la multinacional correspondiente a 2021. No obstante, los dueños de ArcelorMittal dejaron claro que para poner en marcha inversiones millonarias como las necesarias para descarbonizar la factoría siderúrgica de Gijón –con la sustitución de uno de los hornos altos por una acería verde alimentada con hidrógeno– va a ser necesaria la ayuda de los gobiernos.

“El apoyo político es vital. Solo para hacer la transición de la industria siderúrgica en Europa utilizando la ruta DRI-EAF (sistema de reducción directa del mineral de hierro combinado con horno híbrido de arco eléctrico alimentado por renovables, lo que está previsto para Gijón) se requerirá diez veces más electricidad de la que usamos hoy en día, y toda tiene que ser verde”, destacó Lakshmi Mittal, que añadió que “la energía renovable es necesaria no sólo para alimentar los hornos de arco eléctrico, sino también para hacer el hidrógeno verde que reducirá el mineral de hierro”.

“Con el resultado de 2021, Arcelor es más fuerte hoy que en ningún otro momento de nuestra historia”

Lakshmi Mittal - Presidente de ArcelorMittal

decoration

El despliegue rápido de las renovables en España y un precio de la electricidad competitivo son factores clave para impulsar la transformación de la siderurgia asturiana, según han destacado en más de una ocasión los directivos de la compañía. El Gobierno de España firmó el pasado julio con ArcelorMittal una manifestación de interés para respaldar la inversión de mil millones de euros necesaria para la descarbonización y, de momento, y a la espera del visto bueno del comité de inversiones de Luxemburgo, la dirección de ArcelorMittal en España ya ha puesto en marcha la tramitación del proyecto de la planta DRI y de la acería de arco eléctrico y ha impulsado junto a Enagás, Fetiberia y DH2 Energy la alianza HyDeal España para producir el hidrógeno verde que abastecerá a la planta de Gijón.

Proyectos de reducción directa de mineral (DRI)


  1. Gijón-Sestao. Incluye una planta DRI y un horno de arco eléctrico en Gijón y la optimización de la planta de Sestao para que sea la primera del mundo con cero emisiones. La inversión es de 1.000 millones con apoyo de España.
  2. Hamburgo. En la actual planta DRI que usa gas natural se prueba el uso de hidrógeno. El objetivo es fabricar 100.000 toneladas de acero en 2025. Cuenta con una ayuda de 55 millones del Gobierno alemán.
  3. Fos-Sur-Mer y Dunkerque. Inversión de1.700 millones para el desarrollo de una planta DRI y dos hornos de arco eléctrico para reducir las emisiones de CO2 de la compañía en Francia en un 40%.
  4. Gante. Inversión de 1.100 millones en una planta DRI y en dos hornos de arco eléctrico. Los Gobiernos de Bélgica y Flandes han firmado manifestaciones de interés de respaldo con fondos para apoyar la inversión.   
  5. Hamilton. Inversión de 1.800 millones de dólares canadienses (más de 1.300 millones de euros) junto con los gobierno de Canadá y Ontario para sustituir hornos altos por una planta DRI y hornos de arco eléctrico.    
  6. Contrecoeur. En esta factoría canadiense de ArcelorMittal también se probará la inyección de hidrógeno verde en una planta DRI ya existente y que actualmente utiliza gas natural para la reducción directa del mineral de hierro.

“Entusiasmado”

La crisis de precios provocada por la invasión de Ucrania no parece ser un obstáculo para los planes de inversión de ArcelorMittal. El presidente ejecutivo de la compañía señaló que sigue siendo “optimista”, e incluso está “entusiasmado”, sobre las perspectivas a largo plazo para la industria siderúrgica y, en particular, para ArcelorMittal. “Nuestros análisis indican que la demanda de acero va a crecer de 1.900 millones de toneladas actuales a alrededor de 2.600 millones de toneladas para 2050”, resaltó Lakshmi Mittal, que añadió que esos números están sustentados por el crecimiento de las economías emergentes y por la vasta inversión en sistemas de producción de energía limpia –como parques eólicos o plantas solares que consumen grandes cantidades de acero– que se requieren para un futuro con cero emisiones.

Además, Mittal señaló que tras obtener en 2021 un resultado bruto de explotación (ebitda) de 19.400 millones de euros, la multinacional siderúrgica “es más fuerte hoy que en cualquier otro momento de nuestra historia”.

En ese contexto, se allana el camino para las inversiones previstas por la compañía siderúrgica. “Estamos en una posición ideal para invertir estratégicamente y responsablemente, para aprovechar las oportunidades que se avecinan”, aseguró Lakshmi Mittal, que también destacó que para la compañía es una “prioridad” liderar la descarbonización de la industria siderúrgica. El informe anual integrado de ArcelorMittal correspondiente a 2021, que fue hecho público ayer, apunta que la compañía apuesta por dos vías de descarbonización, la de reducción directa de mineral de hierro (DRI) mediante hidrógeno y la denominada Smart Carbon para la reducción y captura de emisiones. En la primera vía se pretenden “acelerar”, además del proyecto de Gijón-Sestao, los de las plantas de Hamburgo (Alemania), Fos-Sur-Mer y Dunkerque (Francia), Gante (Bélgica) y Hamilton y Contrecoeur (Canadá). El informe integrado de 2021 también destaca que entre 2017 y 2022 se están inviertiendo 210 millones en mejoras ambientales en las plantas siderúrgicas en Asturias –filtros de mangas en los sinter, reaprovechamiento de gases de las baterias de coque...– y que las ventas de Magnelis –el acero especial con propiedades anticorrosión para estructuras de parques solares que se fabrica en Avilés y que se potencia con una segunda línea– están creciendo “a dos dígitos”.

Compartir el artículo

stats