Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los trabajadores de Danone de toda España apoyan a los de Salas contra el cierre

Responsables de la empresa se reúnen hoy con los sindicatos con "todas las opciones abiertas" | El Principado intenta verse con la compañía

Exteriores de la fábrica de Danone en Salas. EUROPA PRESS

La dirección de Danone acudirá hoy a la primera reunión con la representación sindical de su factoría de Salas con “todas las opciones abiertas sobre la mesa”, dijeron ayer medios de la multinacional, que el viernes anunció lo que denominó como una “propuesta de intención de cese de actividad de la planta”.

La compañía mantiene la voluntad de diálogo para “buscar una solución que deje satisfechas a todas las partes”, pero sin concretar opciones ni alternativas hasta que se produzca el primer encuentro cara a cara con el comité laboral, lo que se producirá esta tarde en Oviedo. La multinacional alimentaria francesa sigue evitando hablar de cierre o de plan cerrado y definitivo, y llevará a la reunión una propuesta abierta.

El comité de la factoría salense, integrado por cinco representantes de la plantilla (4 de la CSI y 1 de UGT), acudirá al encuentro, según fuentes sindicales consultadas, con “la voluntad de defender la viabilidad y el mantenimiento de la fábrica”, que data de 1981, da empleo a 79 personas y produce derivados lácteos (fundamentalmente a partir de queso fundido) y postres.

El comité no aceptará propuestas de “cierre” y demandará a la empresa soluciones que garanticen la viabilidad de la instalación fabril, y, solo en caso extremo –y de ser irreversible la intención de clausura de la fábrica–, exigirá a Danone la búsqueda de un comprador que garantice la continuidad de la actividad productiva, dijeron medios de la representación sindical.

“Aún no tenemos información. Se nos avisó de lo que se pretende pero no se nos explicó”, precisó una fuente sindical.

Ayer, el comité laboral intercentros del área de negocio de Danone España que agrupa a sus cuatro fábricas, oficinas, sede central y departamento de innovación y desarrollo, pero no a sus envasadoras de agua mineral, expresó su apoyo a los trabajadores de Salas, dijeron fuentes sindicales.

El grupo promete diálogo para “buscar una solución que deje satisfechas a todas las partes”

decoration

El comité intercentros tiene mayoría muy holgada de UGT (8 miembros) y representación a su vez de CC OO (3), USO (1) y CSI (1). Junto con el “absoluto desacuerdo con la decisión”, este órgano sindical de lo que en Danone se conoce como la división EDP (productos lácteos y vegetales esenciales) decidió elevar su posición de rechazo a la medida tanto a la dirección de la compañía como al comité europeo de la multinacional (denominado UITA), que es el foro de diálogo entre la empresa y los sindicatos en el ámbito de la UE.

El comité de fábrica de Salas mantuvo ayer una reunión para pautar una estrategia común y la sección sindical mayoritaria en la planta (CSI) celebró otro encuentro con la dirección regional de este sindicato para analizar la situación.

Reunión del Principado

Mientras tanto, siguen los movimientos en las administraciones regional y local para intentar parar el golpe y preservar el futuro de la factoría. El Gobierno del Principado, que fue informado por la multinacional de sus planes el mismo viernes, demandó una reunión urgente con la dirección del grupo galo. Hasta donde ha trascendido, se sabe que se está intentando cerrar un primer encuentro telemático, una vez que la dirección informe hoy con más concreción de sus pretensiones a la representación legal de los trabajadores, y que, a partir de ese primer contacto, el objetivo es celebrar otras reuniones presenciales. De momento no hay confirmación de citas previstas.

Las gestiones las está llevando por el Principado la Consejería de Industria en coordinación con la de Medio Rural.

Danone ha prescindido de otras tres plantas en España en los últimos 26 años. En 1996 cerró la de Ulzama (Navarra), que también fabricaba el Danonino al igual que la de Salas –que pasó entonces a ser su única planta productora en España–, y en 2013, la de Sevilla. Pero en 2013 y 2014 optó por vender en vez de cerrar las de Castelo Branco (Portugal) y Tenerife, respectivamente, que fueron adquiridas en ambos casos por la compañía estadounidense Schriber Foods.

Fuentes de Danone no precisaron si la venta a otro grupo es una de las opciones que se podría barajar en el transcurso de la negociación sobre el futuro de la factoría de Salas.

La negociación entre la empresa y el comité sindical de Salas se prolongará mañana y también el jueves, según el calendario previsto. Los sindicatos esperan revertir la “propuesta de cese de actividad” y en esta clave están también el Principado y el consistorio municipal de Salas, que se declararon conmocionados por la noticia.

Dos jóvenes pasan ante la fábrica de Danone en Salas. | Miki López J. CuartasJavier Cuartas,

Una producción demasiado pequeña para lo que cuesta tener una fábrica en marcha

C. L., Oviedo

El presidente de Empresas Lácteas Asturianas (ILAS), Francisco Rodríguez, atribuyó ayer el anunciado cierre de la fábrica de Danone en Salas al problema del “excesivo coste de producción”. El empresario apuntó a que el desarrollo del mercado “no ha ido paralelo a los pensamientos iniciales” de la compañía.

“Lo poco que sé es que la factoría instalada en Salas tiene una producción más pequeña de lo debido para lo que hoy cuesta tener una fábrica en marcha”, explicó Rodríguez durante la presentación del documento “La Declaración de Monteagudo”, del que es coautor junto a Jesús Arango, José Cardín, Santiago Menéndez de Luarca, Marcelino González y Roberto Paraja.

Rodríguez, que entre otras marcas gestiona Reny Picot, advirtió sobre la exigencia que tienen las factorías lácteas de contar con una “estructura adecuada”, que requiere “volumen”. Si este factor falla, explicó, surgen los “problemas”.

“No es un problema nuevo, se arrastra desde hace años debido al excesivo coste de producción”, indicó el empresario, que relacionó estas circunstancias con el consumo, apuntando que, quizás, fuera este el detonante del cierre. 

Teresa Mallada ayer en Salas. Javier Cuartas

Teresa Mallada acusa a Barbón de “tapar su responsabilidad cargando contra la empresa”


L. Palacios / M. Palicio, Salas / Oviedo

El cese de actividad en Danone es para la presidenta del PP de Asturias, Teresa Mallada, la puntilla a “una comarca que ya agoniza fruto de la dejadez y el abandono del Gobierno socialista”. Mallada, de visita ayer en Salas, se puso a disposición de la empresa, los trabajadores y sus familias, tanto a nivel autonómico como nacional, y ofreció su mano tendida al presidente del Principado, quien ya va “tarde”, denunció Mallada, pues “lo que se espera de un gobierno es que se anticipe y evite que se llegue a este punto”. “¿Cómo puede ser que el presidente del Principado se entere por los medios de comunicación del cierre de una industria en Asturias?”, se preguntó Mallada, quien acusa a Barbón de “tapar su responsabilidad cargando contra la empresa acusándola de avaricia empresarial y perjudicando así a trabajadores y familias”. El presidente del Principado, Adrián Barbón, no ha recibido aún respuesta de Danone a los requerimientos de su Gobierno para mantener un encuentro. “Deben ser reuniones discretas”, dijo, que no tienen cita, pero que “lógicamente en las próximas fechas tienen que empezar ya”. Barbón repitió su acusación de “avaricia empresarial” y respondió, sin citarla, a Teresa Mallada: “Hay partidos que intentan hacer de esto un juego electoral con tacticismo, politiqueo y demagogia”. “Se han dicho auténticas barbaridades. Ahora dicen que tienen inquietud por el futuro de Danone desde hace tiempo, pero no hemos encontrado ninguna iniciativa parlamentaria al respecto”, señaló.

Compartir el artículo

stats