Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plantilla de Danone en Salas ve irreversible el cierre y anima a buscar compradores para la fábrica

Ministerio de Industria, Principado y Ayuntamiento negocian con la multinacional, “receptiva” a la captación de inversores para la planta

La reunión entre los directores generales de Industria, Desarrollo Rural y Empleo con los representantes de Danone.

La representación laboral de los trabajadores de la factoría de Danone en Salas considera “irreversible” la marcha de la multinacional y reclama que “no se pierda el tiempo en disuadirla” y que se concentren todos los esfuerzos en la “búsqueda de compradores” que garanticen la continuidad de la actividad industrial en la factoría. Esta apreciación del comité laboral se produce tras la segunda reunión negociadora en Oviedo con directivos de la compañía y en la que se analizó el informe elaborado por Danone para justificar el cierre. “Si han dicho que se marchan, se marcharán”, dijo el portavoz de los trabajadores. 

Por su parte el Ayuntamiento de Salas, el Principado y el Ministerio de Industria están empujando en la misma dirección: encontrar una alternativa al cierre de la fábrica de Danone en Salas, con el objetivo de salvaguardar el empleo y la actividad industrial. Las reuniones se están celebrando de manera paralela en Oviedo y Madrid. Ayer, en la sede de la Consejería de Industria, los directores generales de Industria, Empleo y Desarrollo Rural y el alcalde de Salas se vieron con representantes de la multinacional. El Principado lanzó el mensaje que llevan defendiendo desde que se supo la salida de la empresa láctea de Asturias, que plantea un expediente de regulación de empleo (ERE) para sus 79 empleados y pretende llevar su producción a Francia: “La única opción es el mantenimiento de la actividad y los empleos”.

En la reunión se plantearon las posturas de las partes. Las administraciones asturianas manifiestan su “respeto” por las decisiones empresariales, pero demandan un acuerdo para mantener la actividad en la planta. La compañía, por su parte, declara su intención de clausurar sus instalaciones a finales de año, aunque, según el director general de Industria, Juan Carlos Aguilera, la multinacional se ha mostrado “receptiva” a la negociación de otras posibilidades.

Dos jóvenes pasan ante la fábrica de Danone en Salas. | Miki López

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, aportó otra clave de las negociaciones: el Ministerio de Industria también están trabajando por encontrar una alternativa al cierre de la fábrica. Losa destacó que “desde el minuto cero” el Ministerio se puso en contacto con la empresa y “está teniendo reuniones muy prolongadas y profundas, encaminadas a que esta situación tenga solución”. Losa no quiso entrar en detalles de la operación que estaría negociando el Gobierno central. “Hay contactos, es una práctica que hacen siempre el Ministerio de Industria y el Principado, pero más no puedo concretar”, señaló.

La decisión de Danone de salir de Salas, motivada por la baja producción y los elevados costes de la planta, parece tomada y ahora se están explorando otras vías. El director general de Industria dejó abierta la posibilidad de que Danone lleve a cabo una venta de las instalaciones a otra compañía, lo que podría salvar la actividad.

Compartir el artículo

stats