Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Danone accede a buscar comprador para la fábrica de Salas

La empresa ofrece prejubilaciones, traslados e indemnizaciones, y la plantilla reclama prioridad para su contratación por el posible inversor

Exterior de la fábrica de Danone en Salas. / MIKI LOPEZ

La multinacional alimentaria francesa Danone accede a explorar la venta de su factoría de Salas, con 79 empleos y cuyo cese de actividad anunció el pasado viernes, y a colaborar en la búsqueda de algún grupo solvente dispuesto a comprometerse con la viabilidad y continuidad productiva de la instalación, tal y como reclaman los trabajadores.

Según fuentes del comité laboral, la empresa ofreció ayer a la representación sindical un plan de recolocaciones con traslados a otras plantas productivas del grupo en España, así como de prejubilaciones para el colectivo de mayor edad (hay 46 personas con más de 52 años) e indemnizaciones para la rescisión de contratos al personal que no se incluya en los dos primeros supuestos. Las fuentes consultadas no precisaron ni los importes indemnizatorios que se barajan para el posible expediente de regulación de empleo (ERE) por extinción de contratos (la negociación está en su fase preliminar) ni el volumen de personal que la compañía podría comprometerse a reabsorber en otras fábricas.

Esta triple propuesta sería compatible con el intento de captación de empresas o inversores dispuestos a dar continuidad a la actividad fabril de la planta salense, empeño que ha pasado a ser el objetivo prioritario de los trabajadores, convencidos, por su experiencia en la multinacional, de que “si Danone ha decidido irse, se irá”.

En la búsqueda de posibles inversores también han empezado a hacer exploraciones la Administración autonómica en coordinación con el Ayuntamiento de Salas y el Ministerio de Industria.

El comité laboral considera que la estrategia a seguir para garantizar el interés de algún grupo empresarial es negociar las indemnizaciones para liquidar al personal que no pueda jubilarse o prejubilarse y que no esté interesado en los traslados que ofrezca Danone como condición para que el nuevo empresario no tenga que asumir cargas del pasado como la antigüedad y niveles salariales que le resulten disuasorios. Reclaman no obstante que el nuevo empresario, de aparecer, se comprometa a dar prioridad en la contratación al personal excedente de la factoría de Danone. De los 79 empleados (estos días hay 82 con eventuales), los trabajadores fijos e indefinidos son 71.

El comité no exige que el posible inversor tenga necesariamente que continuar con la producción láctea, aunque los representantes laborales se inclinan preferentemente por una actividad que sea en todo caso agroalimentaria, que es la más coincidente con el saber hacer de la plantilla y con las peculiaridades de la comarca.

El director general de Empleo del Principado, Pedro Fernández-Raigoso, y la directora general de Desarrollo Rural y Agroalimentario, Begoña López, que ayer citaron al comité laboral, expresaron por boca del primero, y al igual que el alcalde de Salas, Sergio Hidalgo (que también participó en el encuentro), su plena coincidencia con los trabajadores en priorizar por encima de todo la preservación de actividad industrial de las instalaciones. “Exigimos a Danone el máximo esfuerzo en que se mantenga el empleo y la producción. Hemos dejado claro que no vamos a hablar con la empresa de extinción” de la actividad fabril, dijo Fernández-Raigoso. “El objetivo es el mantenimiento de la actividad”. Raigoso señaló que “hay que ir con cautela, dando pasos en firme y hay que dar tiempo para que todo cuaje”. El regidor salense enfatizó la unión entre todas las administraciones para reclamar a la empresa “el mantenimiento del empleo y de la actividad”.

Barbón y el PP

El presidente del Principado, Adrián Barbón, hizo en Gijón una defensa acérrima de la continuidad de la actividad de la planta y confió en “revertir” el anuncio de la multinacional para que “continúe” en Salas o que “dé alternativas para mantener el empleo y la producción”.

El diputado regional del PP Pablo González ve dificultades: “Asturias tiene que ser competitiva y ahora mismo no lo es. No compite ni por impuestos, ni por burocracia, ni por papeleo ni por trabas”. “Asturias”, argumentó, “tiene que fijarse en otras comunidades. El Gobierno regional está a otras cosas: a criticar, a denunciar, a vivir y a permanecer. Por eso seguimos sin oportunidades. Esa es la gran enseñanza que deben aprender, pero no creo que vayan a hacerlo”, añadió.

El comité convocó una concentración el jueves, a las 20 horas, ante la factoría.

Compartir el artículo

stats