El emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Thani, se entrevistó ayer con el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. El fondo soberano del emirato es el principal accionista individual de la compañía energética, con el 8,7% del capital, y esta es su principal inversión en España. Al Thani se encuentra en visita de Estado y se verá con el rey Felipe VI; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y otros empresarios españoles.

El objetivo de la visita es fortalecer las relaciones con España, en las que Iberdrola tiene un papel protagonista. Las relaciones estratégicas entre ambos países datan de hace casi tres décadas y los intercambios comerciales superan los 1.000 millones anuales.

El encuentro con Sánchez Galán es visto como una respaldo del emirato a su mayor inversión en España, a través la Autoridad de Inversiones de Qatar (QIA, por sus siglas en inglés) a un mes vista de la junta de accionistas de Iberdrola. Las acciones en la compañía están valoradas en alrededor de 6.000 millones de euros. El fondo soberano de Catar es accionista desde la alianza sellada con la empresa en 2011. Su participación ha más que duplicado su valor desde entonces, ganancias a las que hay que sumar los dividendos que ha repartido, unos cuatro euros por acción. QIA también apuesta por otras grandes empresas españolas, como IAG y Colonial.

La colaboración entre España y el emirato se ha consolidado con intercambios comerciales anuales por encima de los 1.000 millones de euros y, según los últimos datos del ICEX, con su visita a España, Tamim bin Hamad Al Thani fortalecerá las relaciones entre ambos territorios en una coyuntura de cambios internacionales.

Mayor colaboración

La energética presidida por Sánchez Galán continuará siendo un puente para canalizar las inversiones entre España y Catar, según las fuentes consultadas. La compañía sacará partido de la Free Trade Zones Authority, presidida por Ahmad Al-Sayed, quien lideraba QIA en el momento de su entrada en Iberdrola, hace 11 años. También el Qatar-Spain Business Council, copresidido por Sánchez Galán y el jeque Khalid bin Khalifa bin Abdulaziz Al Thani, será un instrumento para impulsar la colaboración. El papel de QIA, con unos 450.000 millones de dólares (unos 425.000 millones de euros) bajo gestión, ya está siendo crucial para España. El vehículo catarí es el segundo mayor inversor de la bolsa española.

El sector de energías renovables e infraestructuras es fundamental para Catar, de ahí su apuesta por Iberdrola. El país tiene una hoja de ruta bien definida para su futuro a través de su plan estratégico Qatar National Vision 2030.