Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo

Los hoteles suben sus precios en pleno boom de recuperación de turistas: alojarse en Asturias ya cuesta 64 euros (de media) por noche

Los establecimientos triplican sus ingresos por habitación disponible en un año gracias a la recuperación de la actividad y empujados por el alza de los costes por la escalada de la inflación

Una calle llena de gente en Oviedo MIKI LOPEZ

El turismo acelera su recuperación tras el desplome de actividad provocad por la pandemia y, al menos de momento, a pesar del impacto económico de la guerra en Ucrania. Al calor de la reactivación, los hoteles españoles están consiguiendo subir sus tarifas en pleno boom de la demanda de turistas y empujados también por el alza de los costes provocada por la escalada de la inflación. Los establecimientos hoteleros subieron sus precios un 36,3% en abril, cuando se celebró la Semana Santa, en relación al mismo mes del año pasado, hasta alcanzar unos ingresos medios por cada habitación ocupada de 96,3 euros por noche, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El sector ya supera con holgura los precios que ofertaba antes de la pandemia: en abril de 2019, cuando también se celebró Semana Santa, el ingreso medio por habitación y noche fue de 83,14 euros, casi un 16% por debajo del nivel actual.

Por categorías, los hoteles de cinco estrellas subieron sus tarifas un 23%, hasta alcanzar una facturación media de 226,5 euros por habitación y noche; los de cuatro estrellas las elevaron un 34%, hasta los 100,4 euros; y los de tres las subieron casi un 33%; hasta los de 73,5 euros. Los hoteles de dos y una estrellas registraron subidas mayores, del 40% y casi del 46%, respectivamente, hasta los 66 y los 64 euros por noche.

Un indicador clave en el sector turístico para medir la evolución real del negocio y de la rentabilidad es el ingreso por habitación disponible (RevPar), que sirve para calibrar tanto precios como ocupación. Los hoteles españoles elevaron su RevPar en abril hasta los 59,56, euros, con lo que consiguen triplicar los registros del año pasado y superan en un 11% el nivel del 2019 prepandemia.

Coste en Asturias

Según los datos interpretados por el Sadei alojarse en Asturias ya costó el mes pasado, de media 64,24 euros mientras que en el año 2021 la factura diaria media ascendía a 46,18 euros. Dos años antes, en abril de 2019, dormir una noche en un alojamiento de Asturias costaba 57,07 euros. El Principado vivió la pasada Semana Santa uno de los mejores momentos turísticos de los últimos años. Los hosteleros celebraban "al fin" haber conseguido una Semana Santa "como las de antes". Ahora, de cara al verano, muchos tienen problemas para conseguir personal.

Subidón de demanda

En abril, los hoteles sumaron un total de 25,1 millones de pernoctaciones, con lo que multiplicaron por seis los datos del año pasado, aunque aún se sitúan un 6,3% por debajo de los niveles prepandemia (26,8 millones de pernoctaciones en abril de 2019). En lo que va de año, el sector hotelero ha conseguido multiplicar por cinco las pernoctaciones en relación a los primeros cuatro meses del ejercicio pasado.

En el último año, la reactivación del turismo se ha venido sosteniendo por el aumento de la demanda de los clientes españoles, pero la mejora de la demanda del turista internacional ahora está sirviendo para consolidar la recuperación. Los turistas españoles realizaron el mes pasado un total de 10,2 millones de pernoctaciones, casi cuatro veces más que hace un año. Las pernoctaciones de los viajeros internacionales escalaron hasta 14,9 millones, multiplicando por doce los niveles del mismo mes del pasado año.

Costes y precios

Las grandes empresas del sector del sector turístico han venido alertando de que el aumento de la actividad no va a traducirse directamente en una mejora de su rentabilidad como consecuencia del golpe en sus cuentas que van a suponer los sobrecostes provocados por la inflación desbocada (hasta el 8,3% en abril) y por la dificultad de la mayoría de las compañías de trasladarlos rápidamente a sus tarifas.

Exceltur, el lobby que agrupa a una treintena de los mayores grupos turísticos del país (entre ellos, Meliá, NH, Iberia, Globalia, Riu o Amadeus), advierte de que las compañías del sector sólo podrán trasladar al consumir apenas una cuarta parte de los sobrecostes operativos que soportan, un 26,3% del total. La inflación agudizada por la guerra de Vladímir Putin se ha traducido para las compañías turísticas en un incremento medio del 26% de los costes de combustible, del 28% de electricidad y gas y un 17% de los suministros en general.

El lobby de los grandes del sector advierte también que para el sector la escalada de precios ha derivado también en un 7,8% de incremento de los costes salariales como efecto de los convenios colectivos ligados al IPC. Ante esta situación, Exceltur reclama a los grandes sindicatos y a la patronal CEOE alcancen “un acuerdo para limitar la subida de salarios en el sector turístico para no golpear más los márgenes” de las compañías.

Paradójicamente, a la vez que el sector turístico pide frenar las subidas de precios, las compañías alertan de las dificultades de encontrar personal formado. El parón de actividad por la pandemia en los últimos dos años ha hecho que algunas empresas no estén pudiendo recuperar parte del personal perdido y que se ha trasladado a otros sectores económicos.

Compartir el artículo

stats