Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barbón señala que el proyecto siderúrgico “es una apuesta por el futuro de Asturias”

FADE alerta de los retrasos en la financiación y los sindicatos de la empresa celebran la apuesta por el acero verde, pero piden concreción

María Calvo con Adrián Barbón, en la sede de Presidencia, en una imagen de archivo.

La voluntad compartida de ArcelorMittal y el Gobierno de España para extender la descarbonización hacia las instalaciones de la empresa en Avilés fue celebrada ayer por el Gobierno de Asturias. “Que esta empresa se comprometa con la transición energética tiene mucha importancia y significa apostar por el futuro de esta tierra”, señaló el presidente del Principado, Adrián Barbón.

“Que la empresa se comprometa con la transición energética es muy importante”

Adrián Barbón - Presidente del Principado

decoration

La presidenta de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), María Calvo, valoró también positivamente los planes de la multinacional, aunque aprovechó para pedir celeridad a las instituciones comunitarias y españolas a la hora de gestionar la llegada de los fondos europeos que financiarán los proyectos de la siderúrgica. Las instalaciones de la acería verde de Gijón, en principio, contarán con una amplia partida de dinero publico –hasta 500 millones de euros que supondrán el cincuenta por ciento de la inversión– y se espera que ocurra lo mismo con la ampliación del proyecto. A juicio de la presidenta de la patronal “es bueno que se continúe el compromiso” con las inversiones en las instalaciones siderúrgicas asturianas, “que son muy necesarias” y que, además, “ponen encima de la mesa la necesidad de que no se dilate la toma de decisiones”. A ojos de María Calvo, la lentitud con la que se está abordando el reparto de los fondos europeos preocupa tanto a ArcelorMittal como a las empresas asturianas, que ven cómo los fondos europeos tienen unos plazos marcados que colisionan con los tiempos fijados para la descarbonización y, especialmente, con n el fin de la gratuidad de los derechos de emisión de CO2 . “Nos preocupa y esperamos que la Unión Europea acelere en la medida de lo posible esta toma de decisiones y la llegada de los fondos”, señaló ayer la presidenta de la patronal asturiana.

“Es bueno que continúe el compromiso de inversión en la siderurgia”

María Calvo - Presidenta de FADE

decoration

Más escéptica se mostró Teresa Mallada, presidenta del PP de Asturias. La dirigente popular restó importancia a los planes anunciados por la siderúrgica y el Gobierno de España señalando que “anuncios ha habido muchos”. “Necesitamos que se hagan realidad los proyectos y haya financiación, esa es la preocupación que tenemos los asturianos”, abundó ayer Mallada.

La postura sindical

Los sindicatos con representación en ArcelorMittal recibieron el anuncio con optimismo. Desde UGT celebraron la nueva voluntad de inversión en las instalaciones avilesinas algo que, dijeron, llevaban tiempo reclamando. “También llevamos semanas pidiendo que no se hablase del recorte de empleo”, señalaron los representantes ugetistas. A su juicio, un horno eléctrico en Avilés mitigará en el largo plazo el recorte de puestos de trabajo que conlleva el plan de descarbonización de la empresa en Gijón. Ganar una nueva instalación verde garantiza la continuidad de unas factorías que hoy viven del arrabio de los hornos altos, instalaciones condenadas a desaparecer en Europa. La Corriente Sindical de Izquierda (CSI) se pronunció ayer en términos similares, pero pidió concreción en los tiempos de los planes para sus instalaciones y anunció que peleará por conseguir para Avilés otra planta de reducción directa de minera de hierro (DRI), como la que hay anunciada para Gijón. Desde USO creen que la llegada de un horno eléctrico a Avilés supondría un impulso a las instalaciones y una inyección para la comarca. Los sindicalistas reconocen que Arcelor perderá empleo con la descarbonización, pero confían en que toda la cadena de valor del hidrógeno que alimentará a sus plantas compense con creces los puestos perdidos.

Compartir el artículo

stats