Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El grupo dueño de Alsa desiste de su oferta para absorber a su rival Stagecoach

El 66% del capital de la compañía escocesa opta por la oferta competidora de adquisición planteada por el fondo inversor alemán DWS

Jorge Cosmen. | LUISMA MURIAS

La compañía británica de transporte National Express, dueña de la compañía asturiana Alsa, ha desistido de su oferta de fusión por absorción de su competidor Stagecoach mediante un canje de acciones una vez que el 65,99% del capital social de este grupo escocés ha optado por aceptar la contraoferta de compra con pago en metálico planteada por el fondo alemán DWS. NX dijo que considera “caducada” su oferta.

DWS Infraestructure, que ya es propietario en el sector de la compañía belga de autobuses Hansea, anunció que su propuesta, que estaba condicionada a lograr una posición de dominio equivalente a la mitad del capital de Stagecoach más una acción, ha superado el umbral mínimo exigido para seguir adelante con la operación, por lo que a partir de ahora su propuesta ha pasado a ser “incondicional”.

En todo caso, el fondo alemán, vinculado al Deutsche Bank, mantendrá abierta la oferta a los accionistas que aún no se han adherido y anunció que, si alcanza al menos el 75% del capital social, pretende excluir de Bolsa a la compañía escocesa, y que, si llega a alcanza el 90%, se acogerá a la previsión legal que le permitiría ejercer el derecho forzoso de compra al 10% restante.

NX, cuyo mayor accionista es la familia asturiana Cosmen Menéndez-Castañedo, planteó en septiembre una propuesta de integración de Stagecoach mediante un canje de acciones que hubiese dado a los actuales accionistas de NX el 75% del grupo resultante, y a los de Stagecoach, el 25% restante. La operación fue valorada entonces en 1.900 millones de libras (2.235,85 millones de euros), lo que suponía valorar entonces Stagecoach en 475 millones de libras (559 millones de euros). El acuerdo entre ambas compañías se hizo público en diciembre, pero en marzo DWS lanzó la contraoferta de compra con dinero en efectivo por un monto de 595 millones de libras (700,35 millones de euros).

NX, cuyo vicepresidente es el ovetense Jorge Cosmen, mantuvo desde entonces que su oferta era mucho más ventajosa porque permitía a los actuales accionistas participar en la expansión futura del negocio y con “grandes oportunidades, “en particular” –como ha vuelto a recordar ahora– “en sus negocios de América del Norte y de Alsa”. El grupo NX ha tenido, dijo, “un comienzo de ejercicio alentador” y prevé “una mayor recuperación de la demanda”.

Compartir el artículo

stats