Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado ve margen para hallar una solución para la planta de Danone

El consejero de Industria cree que hay tiempo hasta el cese de actividad de la fábrica a finales de año para negociar su venta

Fábrica de Danone en Salas. EP

El Gobierno asturiano confía en que la búsqueda de empresas dispuestas a garantizar la continuidad de la factoría de Danone en Salas para evitar su cierre dé frutos y cree que hay tiempo para que eso ocurra. Que Danone se haya comprometido a “mantener la actividad en Salas hasta finales de año concede tiempo para buscar a otras empresas”, afirmó ayer el consejero de Industria y Empleo del Principado, Enrique Fernández, en la comisión de Industria, Empleo y Promoción Económica del parlamento autonómico.

A preguntas del diputado de Podemos Daniel María Ripa, el consejero sostuvo que “el único escenario válido y aceptable es la continuidad de la actividad y el empleo” en la fábrica, y que “si no es con la empresa y los productos actuales, será con otra empresa y con otros productos”.

Para el consejero, la mayor “preocupación” en este momento es garantizar el empleo y la actividad fabril, así como preservar al concejo de un impacto negativo como supondría la clausura de la planta.

Por el contrario, el efecto sobre el sector ganadero (las 40 explotaciones lácteas, sobre todo de Salas, Tineo y Las Regueras, que son proveedoras de la fábrica) parece menos grave y acuciante: “La propia compañía ha garantizado que continuará con la recogida de leche y, en todo caso, en el sector se nos dice que tampoco habría problemas para garantizar la producción” de esas ganaderías en el supuesto de que Danone llegara a prescindir de ellas, dijo el consejero. Otras empresas lácteas estarían dispuestas a asumir ese aporte de leche, aunque Danone explicó desde el primer momento que la materia prima será enviada a alguna de sus otras tres fábricas en España, situadas en Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana.

El titular de Industria reiteró que el PERTE (Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica) para la industria agroalimentaria, aprobado por el Gobierno de la nación con una dotación de 1.800 millones, contribuye a “facilitar” la búsqueda de un comprador dispuesto a mantener activa la fábrica, como ya había avanzado Fernández en la Cámara el pasado día 17, pero ayer alertó de que “esto no significa que cualquier proyecto vaya a recibir ayudas del PERTE”.

Ripa pidió crear un fondo en el presupuesto regional dotado con el 1% de los recursos anuales (cerca de 50 millones) con el que, “dentro de nuestras modestas posibilidades”, el Principado pueda tomar participaciones, mediante acuerdos público-privados, en empresas consideradas estratégicas para “garantizar su arraigo en el territorio”, como ha hecho, dijo, el Gobierno Vasco con la toma de cerca del 7% en la láctea vasca Kaiku.

El comité de la fábrica de Salas analizó ayer la oferta de medidas sociales y económicas para los trabajadores que Danone le planteó anteayer y hoy hará su propia contrapropuesta.

Compartir el artículo

stats