Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alsa se alía con HyDeal para mover con hidrógeno sus autobuses por Asturias

El consorcio que suministrará gas verde a Arcelor planea hasta veinte hidrogeneras en la región y busca obtener 4.000 millones de financiación para lanzar el plan

El primer autobús de hidrógeno de Alsa, que operó en Oviedo en pruebas a principios de 2021. | Irma Collín

HyDeal, la alianza empresarial para la producción de hidrógeno verde que alimentará las plantas asturianas de ArcelorMittal y Fertiberia, ha anunciado un nuevo cliente. El presidente de la «joint venture», Thierry Lepercq, se reunió esta semana con los representantes del Banco Europeo de Inversiones y desveló el siguiente paso del plan: un acuerdo con Alsa para descarbonizar el transporte que incluirá, según sus palabras, la construcción de veinte hidrogeneras –estaciones de servicio de hidrógeno– en las que se abastecerán los autobuses de la compañía asturiana. Estas veinte instalaciones anunciadas por Lepercq, según fuentes de la alianza, estarían ubicadas en Asturias. Desde Alsa no quisieron dar detalles y se limitaron a reiterar su compromiso con la transición verde de la compañía.

Lepercq, que se ha prodigado en foros especializados en energías verde durante la última semana, ya ha afinado las fechas del inicio del suministro de hidrógeno verde a Asturias: finales de 2025. Para ello, explicó ante los banqueros europeos, la «joint venture» participada de momento por Enagás, ArcelorMittal, Fertiberia y DH2 Energy, pretende conseguir 4.000 millones de euros este mismo año en la que está siendo su primera ronda de financiación. Según las declaraciones del ejecutivo francés, ya tiene comprometido el apoyo de numerosas entidades de crédito, pero pidió explícitamente el apoyo del Banco Europeo de Inversiones para echar a rodar uno de los mayores proyectos de hidrógeno verde anunciados hasta ahora en el mundo.

Una vez comprometida la financiación, la «joint venture» cerrará el acuerdo con la firma que, finalmente, operará las plantas de electrolizadores que quiere construir en España. Desde el consorcio ya dan por hecho que una de estas instalaciones fabriles se ubicará en Asturias y generará un centenar de puestos de trabajo. Lepercq puntualizó en Bruselas que ya han comenzado las negociaciones para su contratación. Lo que ha ido más rápido es el acuerdo con las ingenierías del proyecto de red de producción y transporte de hidrógeno. El pasado 31 de mayo se dio a conocer que el consorcio había seleccionado a TSK, Técnicas Reunidas, Vinci y Power China Guizhou.

Para traer el gas renovable desde Castilla y León hasta Asturias es necesaria la construcción de nuevos hidrogenoductos que conecten las plantas solares y los electrolizadores con la industria del Principado. En otro foro del European Hydrogen Backbone –la red de infraestructuras de transporte del gas renovable a nivel europeo–, Lepercq adelantó que la construcción de las nuevas tuberías dedicadas al gas renovable comenzará en 2024.

Según se van quemando etapas en la planificación de HyDeal se van desvelando detalles sobre su hoja de ruta. Según se desprende de una intervención de Lepercq ante los representes del Hydrogen Backbone, los planes del consorcio son, durante los primeros dos años de funcionamiento de los nuevos hidroductos, almacenar el hidrógeno verde en las propias tuberías. Una vez que la producción coja ritmo, la «joint venture» planea utilizar antiguas minas de sal como puntos de almacenamiento de hidrógeno verde, algo en lo que, según avanzó Lepercq, «Enagás ya está trabajando».

Alsa, la primera empresa de transporte de pasajeros por carretera de España, ya ha anunciado un acuerdo con Total Energies para construir una hidrogenera junto a la estación de autobuses de Oviedo. Y, según fuentes municipales de la capital asturiana, la empresa maneja otro proyecto para construir otra estación de servicio en el municipio junto con Hunosa, Duro Felguera y Nortegás que estaría financiada con fondos europeos. Junto a HyDeal planea ahora dar un gran salto.

Fuentes de HyDeal señalaron que la fracción de hidrógeno verde dedicada a la movilidad será «prácticamente residual» si se compara con las cantidades comprometidas por ArcelorMittal y Fertiberia, pero que bastará para satisfacer a buena parte del transporte asturiano. No ha trascendido si estas hidrogeneras, que no podrán entrar en funcionamiento hasta 2026, servirán a otros vehículos además de a la flota de Alsa.

Ayer se abrieron nuevas líneas de fondos europeos Next Generation para la descarbonización de flotas de mercancías y pasajeros, a las que se podrán acoger las empresas para cofinanciar el cambio de tecnología. Alsa, que explora varios métodos de descarbonización de sus vehículos, ya está probando de manera activa el hidrógeno. El pasado año, Alsa operó a modo de prueba un autobús alimentado por hidrógeno verde dedicado a la movilidad urbana, una prueba que se saldó con éxito.

Compartir el artículo

stats