Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movilidad
PEDRO NUNO SANTOS Ministro de Infraestructuras de Portugal

Portugal avisa en el AVE Vigo-Oporto: “Necesitamos la salida sur para poder avanzar en nuestros proyectos”

El impulsor del ferrocarril de Alta Velocidad en el país vecino confirma que la nueva línea hasta Oporto reducirá al viaje a 55 minutos y aspira a fondos europeos

El ministro de Infraestructuras de Portugal, Pedro Nuno Santos.

Una inocente expresión en Melgaço el pasado 21 de abril volvió a poner en marcha la maquinaria para lograr el tren de Alta Velocidad entre Vigo y Oporto. El ministro de Infraestructuras y Vivienda de Portugal, Pedro Nuno Santos, instaba a “dar corda aos sapatos” al ejecutivo español para que esta nueva línea esté lista en el año 2030.

Con la responsabilidad de modernizar el ferrocarril luso, uno de los hombres fuertes del ejecutivo de Costa esboza los detalles técnicos del futuro Eje Atlántico, las otras conexiones con España y la colaboración entre ambos gobiernos.

–¿Recibieron alguna respuesta después de su requerimiento?

–Los dos gobiernos se reúnen regularmente para articular las inversiones que hay en curso. Además Infraestruturas de Portugal y Adif van a iniciar los estudios necesarios de preparación de la línea entre Vigo y Oporto, incluyendo la frontera.

–Van a priorizar el tramo entre Braga y Valença con un coste estimado de 1.250 millones de euros.

–No conseguimos aún confirmar ese valor. Aún está en evaluación y hay diferentes soluciones encima de la mesa. Sí que es cierto que rondará los 1.000 millones.

–¿Cómo podría financiarse?

–Estamos preparando un proyecto conjunto entre ambos países para optar al Connecting Europe Facility (CEF) que aportaría una financiación de hasta el 50%.

–A diferencia de España, no hay ningún contrato licitado por ahora.

–Ya hay estudios en curso. España está con el estudio de opciones de la salida sur de Vigo y necesitamos que esté acabado para después avanzar con nuestros proyectos, está todo articulado.

–¿Qué plazos llegarían después?

–Hay planes para que durante el próximo año podamos desarrollar conjuntamente los análisis económicos, el estudio de explotación y el del nuevo puente internacional sobre el río Miño. Después, avanzaremos con el Estudio Previo y la Evaluación de Impacto Ambiental.

–¿Veremos mejoras progresivas en los tiempos de viaje a Oporto?

–El tramo entre Braga y Vigo es el de mayor impacto. En lo inmediato, pasaremos de las 2 horas y 25 minutos actuales a poco más de una hora. El trazado restante hasta Oporto permite ganar cerca de diez minutos, dejando el total en 55.

–Han confirmado la conexión de la estación de Campanhã al aeropuerto de Oporto. ¿Cómo será?

–Ya está estudiada. Será una línea nueva a partir de la nueva estación intermodal, con una parte significativa en túnel.

–¿Será el aeropuerto Francisco Sá Carneiro la primera parada?

–En verdad, la primera parada será Valença y la segunda Braga. Estamos hablando de una línea que va a servir a la región del Miño, a toda Galicia y al sur de Portugal.

–¿Habría más frecuencias?

–Nuestra expectativa es que los tiempos de viaje traigan muchas más personas al tren. Es esencial que pueda haber más servicios frecuentes, muchos más que los dos trenes diarios por sentido de hoy.

–La operadora Arriva mostró su interés en operar desde A Coruña en el primer servicio de este tipo.

–No tenemos conocimiento oficial de esa intención, apenas informaciones en comunicación social.

–Uno de los problemas para ello era la escasez del sistema de seguridad Convel. ¿Cómo se resolverá?

–Este sistema fue descontinuado por su fabricante, por lo que tendremos que migrar al ECTS, el sistema europeo. Vamos a desarrollar un dispositivo, el STM, que asegure la compatibilidad con el existente.

La línea de Vilar Formoso es su salida natural de Mercancías a Europa. ¿También de Alta Velocidad?

–La conexión entre Aveiro y Salamanca será la principal para el norte y centro de Portugal hacia Madrid. Estamos trabajando con el gobierno español para desarrollarla en el horizonte del año 2040.

–También se ha propuesto una línea a Zamora por 3.300 millones.

–La propuesta es de una asociación ligada a la región del Douro en la elaboración del Plan Ferroviario Nacional, siendo una de las más de 300 de esa fase. Ahora están siendo considerada y es muy pronto para hablar de evaluaciones económicas o calendarios.

¿Qué impacto tendría la candidatura ibérica al Mundial 2030?

–Ciertamente, la organización conjunta de un Mundial de fútbol daría un fuerte incentivo para acelerar algunos de los proyectos entre ambos países. Pero en esta fase aún no tenemos todos los detalles de lo que estará en esa candidatura.

–El gobierno español parece priorizar la línea Lisboa-Madrid por los plazos de la Unión Europea.

–Estamos perfectamente coordinados y tenemos un planteamiento para la reducción progresiva de los tiempos de viaje.

–Un punto caliente es la nueva estación de Badajoz-Elvas.

–Estaba prevista en 2010 pero la tenemos que reevaluar porque cambiaron los proyectos. Lo importante es que la población de ambos lados de A Raia esté servida por los servicios de Alta Velocidad que allí pasarán.

–¿Optarán por migrar su ancho de vía al internacional o emplearán cambiadores en las fronteras?

–La cuestión del ancho de vía es fundamental para mantener la continuidad de la red sin crear islas. En este momento no existen planes en España para cambiarlo en las líneas hacia Portugal, por lo que no tiene ningún sentido cambiarlos. Aún así, estamos instalando traviesas polivalentes por toda la red para cuando sea necesario o útil cambiar el ancho en alguna línea, estemos preparados.

Compartir el artículo

stats