Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Teresa Ribera: "Asturias vive un momento complicado, pero su futuro será industrial y prometedor"

"Las zonas carboneras de pasado industrial requieren de propuestas alternativas y debemos trabajar en la descarbonización", señaló la Ministra

44

Teresa Ribera inaugura las jornadas para regiones carboneras en transición Miki López

La vicepresidenta Teresa Ribera ha inaugurado las jornadas organizadas por la Unión Europea en Oviedo para tratar los desafíos de la transición ecológica justa. En su tercera visita oficial a la región, Ribera dedicó buena parte de su discurso a hablar del Principado, sus retos y sus potencialidades. Asturias, reconoció la Ministra, "vive un momento complicado" pero, a su juicio, sus posibilidades son "estimulantes" y "prometedoras" de la mano de la economía verde del hidrógeno y su cadena de valor.

Ribera, que a la entrada del Palacio de Congresos del Calatrava fue recibida por distintos grupos manifestantes (Asturias Ganadera, Saint-Gobain, Ronda Norte No o las subcontratas de Hunosa) tuvo palabras para el Suroccidente de la región: "Estamos comprometidos con el Gobierno del Principado en hacer visible sus problemáticas y buscar soluciones", también para las zonas más industriales y de pasado minero. "Las zonas carboneras de pasado industrial requieren de propuestas alternativas y debemos trabajar en la descarbonización", señaló la Ministra.

La vicepresidenta volvió a poner fecha a la entrada en funcionamiento del puerto de El Musel como terminal logística de gas natural con la instalación de Enagás. "La regasificadora estará en pleno funcionamiento a finales de este año o principios de 2023", señaló Ribera.

La primera intervención de la jornada corrió a cargo del Alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, que llamó a repensar los tiempos y la forma de la descarbonización. "No reniego de los Acuerdos de París, ni de la llamada Agenda 2030, pero cuidado de lo que sacrificamos para conseguirlo", advirtió el alcalde la capital asturiana. Canteli puso el foco durante su discurso en las necesidades de las empresas. El tejido económico asturiano, altamente electrointensivo, "sufre" a causa del alza de los precios energéticos. El alcalde popular señaló que la problemática energética es "inaplazable" y mira con disgusto a la llamada "Excepción Ibérica". Canteli señaló que el "tope del gas del gobierno del Pedro Sánchez tampoco esta funcionando, o no todo lo bien que se esperaba".

El último de los intervinientes en la inauguración de la jornada fue el presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón. "No hay otra comunidad española tan afectada por las sucesivas reconversiones. En pocas décadas hemos pasado del monocultivo imperfecto de la minería y la siderurgia, de ser exportadores de la energía obtenida con la quema de combustibles fósiles en las centrales térmicas, de una industria altamente intensiva en emisiones, a estar a la vanguardia del camino hacia el nuevo paradigma económico basado en dos palabras: verde y digital", comenzó Barbón.

El presidente, pidió a Ribera y el Ministerio que dirige un rápido despliegue de los fondos de transición justa, que alcanzarán casi 263 millones. "Con toda claridad, aspiramos a que sean despachados con la mayor intensidad, agilidad y flexibilidad posible para que impulsen la reactivación de los territorios más castigados, respalden los proyectos transformadores ideados por las grandes empresas, permitan que las pyme contribuyan a la transformación, favorezcan la recuperación medioambiental y la diversificación empresarial". "Comprendan nuestra prisa, porque Asturias no tiene tiempo que perder", sentenció Barbón que exigió a las empresas industriales que han anunciado cierres (Danone o Saint Gobain) que repensasen sus decisiones.

Compartir el artículo

stats