Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

COMBUSTIBLES

Guerra de precios en las gasolineras con descuentos de hasta 40 céntimos

Las grandes petroleras se enzarzan en una batalla comercial histórica con rebajas adicionales a los 20 céntimos a los que obliga el Gobierno

Un trabajador en una gasolinera. Sebastiao Moreira

Las grandes petroleras avivan la batalla comercial de rebajas en plena escalada de precios de los combustibles. BP calienta el mercado y reta a los gigantes Repsol y Cepsa ampliando aún más los descuentos adicionales a los 20 céntimos por litro obligatorios marcados por ley para paliar el impacto para familias y profesionales del encarecimiento de los carburante.

Tras los anuncios de Repsol y Cepsa de que prolongarán durante los próximos meses los descuentos hasta los 30 céntimos por litro, ahora BP va más allá y acaba de lanzar una promoción durante todo el verano (desde este jueves y hasta el 30 de septiembre) que lleva las rebajas hasta los 40 céntimos por litro en su red de gasolineras españolas.

BP España aplicará a los 20 céntimos obligatorios establecidos por el Gobierno otro descuento adicional de 15 céntimos para los clientes particulares que reposten utilizando la tarjeta Mi BP y otros 5 céntimos más si repostan más de 40 litros en concreto de su gama de combustibles Ultimate (este último descuento sólo es aplicable en las gasolineras de la Península, y quedan fuera la de las islas).

Hasta ahora los descuentos de BP consistían en rebajas adicionales de 5 céntimos a los clientes que presentan la tarjeta de fidelización del grupo (que se amplían durante el verano hasta los 15 céntimos) y otros cinco céntimos más para repostajes de más de 40 litros y de combustibles concretos de la compañía. La filial del grupo británico además sorteará mil descuentos de 40 euros en carburante a los clientes que reposten más de 30 litros en las estaciones BP.

Presión a los rivales

Con los precios de gasolina y diésel marcando máximos históricos, las grandes petroleras se resisten a cerrar el cruce de descuentos para sus clientes a las puertas de la primera operación salida de este verano, en el que el boom del turismo anticipa que se disparen los desplazamientos en las carreteras españolas durante los meses estivales. A principios de mes se lanzaron Repsol y Cepsa a prolongar sus rebajas añadidas y ahora BP mete presión adicional a sus rivales en plena convulsión del negocio.

Repsol volvió a ser la que abrió el camino y fue la primera en confirmar la ampliación de los descuentos que ofrece a los clientes de sus 3.300 gasolineras durante los meses de verano. Además de la rebaja de los 20 céntimos por litro de carburante que establece el decreto anticrisis del Ejecutivo, la compañía dirigida por Josu Jon Imaz seguirá añadiendo otros 5 céntimos más a todos los clientes y 10 céntimos adicionales a los conductores que utilizan el sistema de pago corporativo Waylet, elevando la rebaja final hasta 25 o 30 céntimos por litro, que se suman a otros descuentos a las que pueden acogerse los conductores profesionales.

Cepsa fue más allá y decidió prolongar los descuentos añadidos no sólo durante el verano, sino hasta final de año. Unas rebajas que el caso de la segunda mayor petrolera también suman 25 céntimos para todos los clientes y 30 céntimos a los consumidores adscritos a su programa de fidelización.  

Compartir el artículo

stats