Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias tiene la menor tasa de actividad y de empleo de los jóvenes en España

De los 72.400 jóvenes de entre 16 y 24 años, solo 12.500 trabajan | La causa sería el escaso dinamismo económico de la región, dice CC OO

Jóvenes consultan ofertas de empleo

Asturias tiene la tasa de actividad juvenil más baja del España (24,4% frente al 37,3% de media estatal) y la menor tasa de empleo entre los 16 y 24 años (17,3% frente al 26,6%), y una elevada incidencia del paro y la temporalidad en este segmento de edad, que triplica y duplica, respectivamente, a la de la población adulta de la región, según el informe "Los jóvenes en el mercado laboral asturiano" elaborado por el gabinete técnico de CC OO de Asturias y difundido ayer.

La tasa de actividad (porcentaje de población en edad de trabajar que tiene empleo o lo busca) es la menor de España también en el conjunto de la población. Según la última encuesta de población activa (EPA), correspondiente al segundo trimestre, en Asturias se sitúa en el 48,86% frente al 58,71% en España. El hecho diferencial es que mientras en este caso Asturias está 9,85 puntos por debajo del promedio, en el caso de las cohortes más jóvenes la diferencia, como apunta el informe de CC OO, es de 13,1 puntos porcentuales de divergencia.

En la actualidad hay 54.700 asturianos entre 16 y 24 años que no trabajan ni buscan empleo activamente, según la EPA, de modo que sólo uno de cada cuatro jóvenes participa en el mercado laboral. El sindicato considera que "el escaso dinamismo de la actividad económica" regional "podría explicar que los jóvenes asturianos se incorporen menos o más tarde a la búsqueda de empleo" mientras que en otras regiones "las mayores oportunidades del mercado laboral facilitan que muchos jóvenes compatibilicen estudios y trabajo y que otros opten por no continuar en el sistema educativo".

De los 72.400 jóvenes que habitan en la región (16 a 24 años) sólo 12.500 (poco más de 1,7 de cada diez) estaban trabajando en el segundo trimestre. La tasa de ocupación juvenil se sitúa así en el 17,3% frente al 26,6% en el conjunto de España. El récord se registró en Asturias en 2008 (justo en el inicio de la anterior crisis financiera), cuando alcanzó el 40%, muy cerca del promedio español.

La afiliación juvenil a la Seguridad Social ha trazado sin embargo una tendencia al alza en los últimos tiempos, siguiendo la estela general. En julio había en Asturias 16.960 cotizantes menores de 25 años, la cifra más elevada de los últimos años. Hostelería y comercio minorista concentran la mayor parte del empleo juvenil, con el 15% y 12% del total, respectivamente, con datos al cierre de 2021. Según estimaciones del Consejo de la Juventud, tres de cada diez jóvenes asturianos (16 a 29 años) trabajan a tiempo parcial. y, según la EPA, el 49% de los asalariados en ese segmento de edad tienen contrato temporal cuando entre los adultos esta proporción desciende al 21%.

La tasa de paro de los jóvenes se situó en Asturias en el pasado trimestre en el 29,4% (5.200 asturianos de entre 16 y 24 años, tres de cada diez, estaban buscando empleo en ese momento), con lo que se triplica prácticamente la tasa de paro de los adultos de la región (10,6%).

El paro juvenil en Asturias es un punto inferior al promedio estatal. Esto es coincidente con la tasa total de desempleo: 11,36% en Asturias y 12,48% en España, según la última EPA. El informe de CC OO alerta no obstante de que la menor tasa de paro juvenil está favorecida por la baja tasa de actividad: "Si los jóvenes asturianos se animaran a participar en el mercado laboral en igual medida que los españoles (...), la tasa de paro juvenil llegaría al 53,7%, cinco veces superior a la actual".

El estudio divulgado ayer sostiene como fenómeno muy inquietante la pérdida de población joven. Hoy viven en la comunidad 72.400 jóvenes entre 16 y 24 años, 48.000 menos (una caída del 39,9%) respecto a los 121.900 que habitaban en la región hace dos décadas. Este desplome se atribuye al descenso de la natalidad y a "la emigración a otros territorios más dinámicos y con mayores oportunidades de empleo". Con datos de la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (SADEI), el éxodo de jóvenes de 15 a 29 años se mantiene en torno a los 4.000 por año. Una de cada cuatro salidas lo son al extranjero. En veinte años, el peso de la población joven sobre el total de la población en edad de trabajar ha bajado cinco puntos: del 13% al 8%. El informe anota no obstante que "muy recientemente el número de jóvenes ha comenzado a aumentar". Según las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), esta tendencia de recuperación proseguirá durante seis años (hasta 2028) para descender de nuevo a partir de entonces.

Compartir el artículo

stats