Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La inflación y el empleo empujan la recaudación fiscal en Asturias a máximos desde el año 2008

Hacienda ingresa con el IVA un 47,8% más que hace un año en el Principado, una subida que duplica la de la media nacional

La inflación y el aumento de las contrataciones llevan –de acuerdo con los últimos datos publicados por la Agencia Tributaria– la recaudación fiscal en Asturias a máximos desde el año 2008. Hacienda ha hecho una caja de 1.194 millones de euros durante el primer semestre del año, un 17,4% más que en el mismo periodo del pasado ejercicio. A pesar del alza en la recaudación fiscal en Asturias, el incremento es todavía superior en el conjunto de España, donde Hacienda vio cómo aumentaban sus ingresos un 18,3% la primera mitad del año (107.008 millones de euros frente a 90.475).

Las dos principales partidas, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) se han disparado en Asturias por encima de la media nacional, que se compensa por la escasa penetración en la región de la recaudación por otros tributos como el Impuesto de Sociedades, los Impuestos Especiales, sobre Tráfico Exterior o sobre la Renta de No Residentes.

El incremento más llamativo de los datos sobre Asturias se da en el IVA, fuertemente ligado al consumo y a la evolución de los precios y que se posiciona como el tributo que más ha contribuido a las arcas públicas en la región. La recaudación se disparó en Asturias un 47,3% durante los primeros seis meses del año, una variación que duplica la escalada de esta partida a nivel nacional, que fue de un 20,6%. En el Principado, el fisco ha ingresado gracias al IVA hasta 646 millones durante el primer semestre, la cifra más alta de la serie histórica, que comienza en 2007.

Por grupos de impuestos, el IRPF es el segundo tributo con mayor peso en Asturias con una recaudación de 491 millones de euros. Este impuesto experimentó en la región un aumento del 16,4% con respecto a los 422 millones registrados en el mismo periodo del año pasado.

A escala estatal, la Agencia Tributaria explica que el impuesto sobre la renta es “la figura que sigue mostrando un comportamiento más dinámico por el aumento de la masa salarial y de pensiones y por el consecuente incremento del tipo efectivo”. Una aseveración en clave nacional que difiere de la realidad asturiana, donde el IVA continúa siendo el protagonista. Sin embargo, la tasa de variación de la recaudación del IRPF ha sido mayor en Asturias que en la media española, donde evolucionó un 15,2%. Las actualizaciones de los salarios y la caída del desempleo han propiciado una mayor recaudación, también, en esta partida.

Donde se desploma la recaudación en Asturias es en el Impuesto de Sociedades, donde Hacienda ha tenido que devolver a las empresas más de 10 millones de euros en los primeros seis meses del año.

Compartir el artículo

stats