Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arcelor para uno de los dos hornos altos de Polonia, como en Asturias

La multinacional ya anunció cierres temporales de instalaciones de cabecera en Dabrowa Górnicza, Gijón, Bremen y Dunkerque

Uno de los dos hornos altos de ArcelorMittal en Veriña (Gijón). | ÁNGEL GONZÁLEZ

ArcelorMittal anunció ayer la parada a finales de mes de uno de los dos hornos altos que tiene en Polonia, concretamente en Dabrowa Górnicza, ante la debilidad del mercado de productos siderúrgicos. La medida es similar a la prevista en Asturias, donde la multinacional cerrará durante tres meses, a partir del 28 de septiembre, uno de los dos hornos altos de Gijón. La compañía también había anunciado paradas de hornos altos en Bremen (Alemania) y Dunkerque (Francia) y de una planta de reducción directa de mineral de hierro (DRI) en Hamburgo (Alemania).

Según señalaron ayer fuentes de ArcelorMittal, la dirección de la compañía en Polonia decidió reducir la producción de acero en el país después de un análisis "completo y profundo" del "deterioro" del mercado de productos siderúrgicos en las últimas semanas. A finales de septiembre, la empresa detendrá el horno alto número 3 de la fundición de Dabrowa Górnicza. "Estamos viendo una caída en la demanda y la cartera de pedidos está por debajo del nivel de producción de dos hornos altos", comentó Frederik Van De Velde, CEO de ArcelorMittal Polonia.

La compañía justificó la parada con los mismos argumentos que utilizó en el caso del alto hornos de Gijón: menor actividad económica en Europa, caída de los pedidos por parte de los clientes, aumento de las importaciones de fuera de la Unión Europea, aumento de los precios del gas y la energía, y un incremento "histórico" de los precios de los derechos de emisión de CO2 que no afectan a los productores de acero de fuera de la UE y que hacen que la producción en Europa sea menos competitiva. Por todo ello, en la factoría de Dabrowa Górnicza únicamente estará en funcionamiento uno de los dos hornos altos, como ocurrirá en Asturias, donde la compañía pretende negociar un ERTE para regular el personal.

Compartir el artículo

stats