La convocatoria CaixaResearch de Investigación en Salud 2022 ha seleccionado 33 nuevos proyectos biomédicos y de salud prometedores en centros de investigación y universidades de España y Portugal. De esta manera, la Fundación "la Caixa" reafirma una vez más su apoyo a proyectos de excelencia que puedan impactar de forma positiva en la salud de los ciudadanos.

Para ello, la entidad dota con un total de 23,1 millones de euros estos proyectos –20 de ellos españoles, y 13, portugueses–, que deberán desarrollarse durante los próximos tres años. En esta edición, se ha premiado a un proyecto que cuenta con participación de la Universidad de Oviedo, el cual versa sobre cómo modulan las células tumorales el microambiente que las rodea para que les sea favorable ha recibido cerca de un millón de euros de la Fundación "la Caixa". El proyecto está liderado por Elías Campo, del Institut d’Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (IDIBAPS), y se realiza en consorcio con Xosé S. Puente, de la Fundación Universidad de Oviedo; y Holger Heyn, del Centro de Regulación Genómica-CRG.

La leucemia linfática crónica (LLC) es el tumor hematológico más frecuente en adultos en Occidente, con una incidencia estimada de cuatro o cinco casos por cada 100.000 habitantes y año. Se trata de una enfermedad que puede tener pronósticos muy dispares. Mientras que en algunas personas se estabiliza y no requiere tratamiento, en otras progresa muy rápidamente y, a pesar de recibir terapia, el tumor se hace al final resistente. A pesar de que estudios recientes realizados a gran escala, tanto genómicos como epigenómicos, han revelado la complejidad de las mutaciones de esta enfermedad, estas no explican por completo el porqué de las dos posibles evoluciones tan distintas. Nuevos datos recientes apuntan la necesidad de tener en cuenta, además de las alteraciones en el genoma, la influencia del microambiente del tumor. Por una parte, el sistema inmunológico ataca las células leucémicas, pero en algún momento se debilita y esta defensa parece no ser eficaz. En el otro sentido, las células cancerosas necesitan estímulos para crecer y sobrevivir, que les proporcionan las células no tumorales de su alrededor.

Este proyecto estudiará cómo son capaces las células tumorales de influenciar su microentorno para que les sea favorable y escapar así de la respuesta del sistema inmunitario del huésped. Asimismo, analizará si nuevas alteraciones genómicas pueden funcionar como dianas para terapias que modulen la respuesta del sistema inmunológico de los pacientes.

La convocatoria, a la que este año se habían presentado 546 propuestas, tiene como objetivo identificar e impulsar las iniciativas de gran excelencia científica y de mayor valor potencial e impacto social, en investigación tanto básica como clínica, traslacional y de innovación. En concreto, todas ellas van dirigidas al abordaje de ámbitos que suponen un reto en salud, como las enfermedades infecciosas (11 proyectos), las neurociencias (9 proyectos), la oncología (8 proyectos) y las enfermedades cardiovasculares y metabólicas relacionadas (5 proyectos).