Duro Felguera obtuvo un beneficio de 1,37 millones de euros en el primer semestre frente a unas pérdidas de 11,13 millones en el mismo periodo del año anterior, con unas ventas de 54,78 millones (el 36,95% más en tasa interanual) y un resultado bruto de explotación («ebitda») de 7,03 millones frente a un valor negativo de 13,02 millones un año antes. La compañía declara una deuda neta de 117,9 millones (el 22,59% más que en junio de 2021), una deuda bruta de 163,8 millones y una tesorería de 45,9 millones

La ingeniería gijonesa ha casi duplicado la contratación respecto a la primera mitad del pasado ejercicio (logró pedidos nuevos por valor de 42,14 millones, el 90,33% más), pero se situó lejos de su objetivo, lo que espera recuperar en actual semestre «en línea con el impulso», dijo, «que se ha estado percibiendo durante el tercer trimestre». La compañía, que hace una semana vaticinó que superará «ampliamente» la cifra de 300 millones de nueva obra este año, confirmó ayer que a 30 de septiembre ha hecho contratos por un monto de 101 millones. Duro atribuye el retraso en la contratación durante la primera parte del ejercicio a la situación internacional, que ha proyectado mucha incertidumbre en los mercados.

La actual cartera de contratos asciende a 323,05 millones, el 37,92% más.

El grupo, que acaba de anunciar un expediente de despido colectivo para un volumen de trabajadores no precisado de cuatro de sus sociedades en Asturias, tenía a 30 de junio un patrimonio neto contable negativo por un importe de 145 millones._Sin embargo, la sociedad –que el año pasado fue recatada por el Estado con 120 millones en préstamos participativos (100) y ordinarios (20), 6 millones por el Principado y 18 millones por la banca acreedora– matiza que «no se encuentra en causa de disolución» porque «los préstamos participativos tienen la consideración de patrimonio neto y porque en virtud de la legislación aprobada para hacer frente al covid, no se toman en cuenta las pérdidas registradas en 2020 y 2021 a los efectos de determinar si una compañía está en causa de disolución.

La empresa negocia actualmente con varios inversores potenciales para su incorporación al accionariado mediante una ampliación de capital.

La empresa aumentó el empleo en el primer semestre en 48 personas, hasta los 1.115, debido, explicó, a necesidades específicas coyunturales de los proyectos en ejecución en el periodo.

La empresa comunicó al mercado sus resultados semestrales tras el cierre de la sesión bursátil._Durante la jornada las acciones de la empresa había rebotado en bolsa desde las 13 horas y cerraron con una remontada del 12,46%.