Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Desempleo

Las cinco claves de los datos del paro de septiembre del 2022

El mercado laboral gana 29.000 cotizantes y el paro sube en 17.000 personas, en el arranque del curso

Una oficina de empleo.

Finiquitado el verano y olvidadas las vacaciones -el que las tuvo-, las empresas planifican el nuevo curso y este año lo han hecho tirando de contrataciones. Pese a las incertidumbres respecto a lo que pasará en invierno y a cómo estarán por entonces los hoy disparados precios, el mercado laboral se reengancha tras un final de verano preocupante a la senda de la creación de empleo.

Los buenos datos -por lo general- de septiembre conviven con trazas agridulces. El paro sigue al alza, aunque pierde pistón, la reforma laboral sigue mejorando las condiciones de contratación, si bien los efectos 'fin de mes' siguen siendo demoledores y el colectivo de autónomos vuelve a crecer, aunque sin mejorar las cifras previas al covid. Estas son las claves de los datos de afiliación publicados este martes por los Ministerios de Trabajo y Seguridad Social.

El mejor septiembre en 15 años

El mes de septiembre ha sido hasta ahora sintomático de los ciclos económicos. En momentos de bonanza, el empleo en septiembre volvía a crecer tras el verano; y en épocas de recesión, septiembre era la continuación de la destrucción de ocupación que no se corregía hasta Navidad. Este 2022, pese a la inflación y las perturbaciones derivadas de la guerra de Ucrania, el empleo ha aumentado y lo ha hecho a mayor intensidad que en los septiembres previos al covid.

Concretamente se sumaron 29.286 afiliados más a la Seguridad Social, hasta un total de 20,18 ocupados. El dato de creación de empleo fue este septiembre el mejor en 15 años, si se descuentan los ejercicios 2020 y 2021, muy condicionadas las contrataciones y la actividad económica por las desescaladas y reaperturas de ciertos negocios.

Paro: Sigue al alza, pero frena

Septiembre es un mes tradicionalmente de alta actividad en las oficinas del Sepe. Acaba el verano, muchos trabajadores fichados para esa campaña ven finiquitados sus contratos y se dirigen a las ventanillas públicas para registrarse como desempleados y solicitar su prestación. Suele subir el paro y este septiembre no ha sido una excepción, si bien ha crecido menos de lo que habitualmente crecía antes del covid. Concretamente aumentó en 17.679 personas, hasta un total de 2,9 millones de desempleados. Y, pese al aumento mensual, el auge del empleo en meses anteriores provoca que en España hay hoy menos parados que en septiembre del 2008, a las puertas de la Gran Recesión.

Mejor empleo con la reforma laboral

La firma de nuevos contratos volvió a denotar los efectos de la reforma laboral y la mitad (53,3%) fueron de carácter indefinido, cuando en el mismo mes del año pasado apenas superaron el 10%. Mejoran las condiciones de los trabajadores respecto a un contrato temporal, si bien no todos son a tiempo completo. De esos contratos indefinidos, casi el 40% fueron a jornada de 40 horas, otro 40% fueron fijos discontinuos y el 20% restantes fueron a tiempo parcial.

La nota negativa para la reforma laboral y sus nuevas reglas es que no consigue doblegar del todo el efecto 'final de mes'. El último día de septiembre se finiquitaron 303.831 contratos; una anomalía respecto a las economías vecinas que las nuevas penalizaciones legales no logran corregir.

La mejora del empleo, vía más estabilidad y mejores salarios, se plasma también en la recaudación de la Seguridad Social. Según los últimos datos, el incremento de los ingresos por cuotas a la Seguridad Social es del 12,7% que antes del covid; hasta un máximo histórico de 92.665 millones de euros.

Más autónomos, pero no mejor que antes del covid

El empleo autónomo volvió a la senda de la creación de ocupación, aunque a unos nivel de expansión por debajo de los propios de los septiembres previos al covid. Ganó 2.427 afiliados al Régimen Especial (RETA), casi la mitad que en el mismo mes del 2019; hasta un total de 3,3 millones de autoocupados. Y lo hizo pese a que comercio y hostelería, dos sectores muy relevantes dentro del colectivo, empujaron a la baja y registraron números negativos en el último coletazo del verano.

Cataluña crea la mitad de empleo que Madrid

El mercado laboral en Cataluña plasmó un buen inicio de curso pese a la crisis de precios y las campañas de recesión que llegan del este de Europa. Sumó 20.602 nuevos ocupados, su mejor registro desde el 2018, hasta un total de 3,6 millones de trabajadores en activo, según los datos publicados este martes por los ministerios de Trabajo y Seguridad Social. Cataluña dejó buenas cifras de empleo, pero la mitad de buenas que la Comunidad de Madrid, donde la afiliación creció el doble.

El final de la temporada turística perjudicó a nivel de desempleo a todo el Levante español y al Cantábrico y mientras en unos sectores se tiraba de contrataciones, otros recogían su finiquito y se plantaban en la puerta del Sepe. El desempleo subió en las cuatro provincias catalanas en 3.373 personas (+0,9%), hasta un total de 354.318 parados.

Compartir el artículo

stats