Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias necesita ingenieros: este es el perfil que buscan las empresas

Un buen currículum, fundamental para llamar la atención de los expertos en recursos humanos

Ilustración D. G.

 "Hay muchísimo trabajo, pero no encontramos perfiles técnicos para contratar". Esta frase fue repetida una y otra vez por jefes de recursos humanos de empresas asturianos en el Foro de Empleo de la Universidad de Oviedo. Las empresas afirman que les cuesta encontrar candidatos a sus vacantes, tanto en contrataciones como en becas porque escasea el trabajador con las características que buscan. Esto es lo que necesitan.

Perfil técnico vs humanístico

Los expertos aseguran que en Asturias no hay suficientes ingenieros. "En Ciencias Sociales es donde más estudiantes sigue habiendo, y donde los debería haber, que es en el sector tecnológico, porque es el futuro, no los hay", lamentaba Paula Gómez, responsable de recursos humanos de la consultora Clarcat.

Eso sí, los profesionales también aseguran que la formación técnica podría ser mejorable para ajustarse a las necesidades del sector privado:  "Los chavales salen con una formación que está desconectada de lo que necesitamos en el ámbito privado"

¿Qué no hay que hacer en una entrevista de trabajo?

Las empresas no quieren, por ejemplo, a jóvenes que en una entrevista de trabajo lo primero que preguntan es qué horario tienen o cuándo serán las vacaciones. "Nosotros buscamos un equilibrio entre la formación y otras habilidades como el trabajo en equipo, la capacidad de resolver, que sea una persona curiosa y proactiva", afirma Julia García, de Idonial.

En la misma línea, Luis de Sá, jefe de recursos humanos de Saint Gobain Sekurit, apunta que más allá de la formación académica valoran "el compromiso, la capacidad de sacrificio, la resiliencia...".

El currículum, fundamental

Un currículum y un perfil de Linkedin son "la llave para conseguir una entrevista de trabajo". Paula Gómez y Luis de Sá, responsables de recursos humanos, explican las claves para que la puerta del empleo se abra:

  • El currículum tiene que ser bonito a la vista y estar ordenado por secciones. Por ejemplo: datos personales, formación educativa, experiencia profesional y habilidades.
  • Las habilidades tienen que aportar un extra al perfil profesional. No vale decir: "Me gusta leer y viajar". Es interesante revelar la práctica de algún deporte en equipo o tener capacidades comunicativas.
  • Tan importante es lo que se dice como lo que no se dice. Muchas veces omitimos información que es importante por vergüenza. Por ejemplo: trabajar de camarero a la vez que se estudia. Eso dice mucho de una persona: que se esfuerza, que se sabe sacar las castañas del fuego, que es autónoma...
  • Cuidar todos los detalles, entre ellos la foto. A veces la fotografía que incluyen los candidatos es de fiesta. "Ellos mismos se autodescartan", avisan.
  • En pleno siglo XXI, además del currículum en papel, cualquier aspirante a un trabajo debe tener un perfil de Linkedin.
  • En esa página de Linkedin hay que ser activo y buscar lo diferente para llamar la atención.
  • Si se ha participado en algún proyecto cuyo resultado haya supuesto algún ahorro o beneficio económico, hay que contarlo. El objetivo principal de cualquier empresa es ganar dinero.

Compartir el artículo

stats