Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Energía

La gigafactoría de baterías de VW aportará más de 8 millones en impuestos al año a Sagunto

El Ayuntamiento saguntino todavía no tiene claro si bonificará las tasas del IBI y de Actividades Económicas como pide la multinacional automovilística

Terrenos de Parc Sagunt II donde irá la gigafactoría de Volkswagen. Daniel Tortajada

La gigafactoría de baterías aportará más de 8 millones de euros al año en impuestos a las arcas del Ayuntamiento de Sagunto a falta de que se establezcan posibles bonificaciones fiscales por la generación de empleo. El consistorio de Sagunto todavía no tiene claro si bonificará las tasas del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) como reclama la multinacional automovilística. La compañía alemana va a invertir 4.500 millones de euros durante el período de construcción entre 2023 y 2026 y "en los sucesivos años". De ellos, "más de 3.000" corresponden a la fase inicial y el resto, unos 1.500 millones, a la ampliación de instalaciones. 

La Administración tiene claro que es un proyecto estratégico que va a cuidar por el impacto que tiene en la generación de puestos de trabajo. Durante la construcción, se generarán 8.900 puestos de trabajo directos temporales y 10.200 indirectos. A partir de 2026, cuando la factoría esté en funcionamiento, se requerirán casi 4.200 empleos directos, el 92 % de los cuales será personal de producción y el 8 % de dirección y administración. El empleo indirecto llegará a 27.000 y el inducido, a 11.000.

A falta de descontar las posibles bonificaciones ("por la creación de empleo y otros motivos de inversión"), durante 2027 y 2031 el Ayuntamiento de Sagunto recaudará 2.565.304 euros año en concepto de Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y 5.842.331 euros por el Impuesto de Actividades Económicas (IAE). A partir del año 2032, el IBI se mantiene en los 2,5 millones y el IAE subirá a 9.565.304 euros (12.130.608 euros en total).

Al margen de los tributos municipales, el Proyecto Estratégico Territorial (PTE) que agiliza la tramitación administrativa de la gigafactoría subraya que "respecto al impacto sobre las haciendas autonómicas y central" cabe deducir que los efectos directos e indirectos de la inversión y creación de empleo "serán significativos especialmente sobre el IVA, el IRPF, el Impuesto de Sociedades y los relacionados con el presumible incremento de la actividad inmobiliaria en la zona".

a gigafactoría de baterías aportará más de 8 millones de euros al año en impuestos a las arcas del Ayuntamiento de Sagunt a falta de que se establezcan posibles bonificaciones fiscales por la generación de empleo. El consistorio de Sagunt todavía no tiene claro si bonificará las tasas del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) como reclama la multinacional automovilística. La compañía alemana va a invertir 4.500 millones de euros durante el período de construcción entre 2023 y 2026 y "en los sucesivos años". De ellos, "más de 3.000" corresponden a la fase inicial y el resto, unos 1.500 millones, a la ampliación de instalaciones. 

La Administración tiene claro que es un proyecto estratégico que va a cuidar por el impacto que tiene en la generación de puestos de trabajo. Durante la construcción, se generarán 8.900 puestos de trabajo directos temporales y 10.200 indirectos. A partir de 2026, cuando la factoría esté en funcionamiento, se requerirán casi 4.200 empleos directos, el 92 % de los cuales será personal de producción y el 8 % de dirección y administración. El empleo indirecto llegará a 27.000 y el inducido, a 11.000.

A falta de descontar las posibles bonificaciones ("por la creación de empleo y otros motivos de inversión"), durante 2027 y 2031 el Ayuntamiento de Sagunt recaudará 2.565.304 euros año en concepto de Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y 5.842.331 euros por el Impuesto de Actividades Económicas (IAE). A partir del año 2032, el IBI se mantiene en los 2,5 millones y el IAE subirá a 9.565.304 euros (12.130.608 euros en total).

Al margen de los tributos municipales, el Proyecto Estratégico Territorial (PTE) que agiliza la tramitación administrativa de la gigafactoría subraya que "respecto al impacto sobre las haciendas autonómicas y central" cabe deducir que los efectos directos e indirectos de la inversión y creación de empleo "serán significativos especialmente sobre el IVA, el IRPF, el Impuesto de Sociedades y los relacionados con el presumible incremento de la actividad inmobiliaria en la zona".

Recreación de las instalaciones de Volkswagen previstas en Sagunto.

Incentivos fiscales

Volkswagen ha pedido "incentivos fiscales sobre todo tipo de tributo, impuesto e ingreso de derecho público asociado a las licencias. Además, ha solicitado la tramitación administrativa de urgencia con la reducción a la mitad de los plazos previstos de todos los instrumentos de planeamiento, gestión edificación, ambientales y los dirigidos a la puesta en funcionamiento de la planta. El grupo automovilístico también reclama la exención de la obtención de "las licencias municipales de obras o de cualquier otro tipo de autorización del Ayuntamiento, declaración responsable o acto de control (municipal) para la construcción y primera ocupación de la gigafactoría de baterías". Con este último condicionante, la empresa quiere que "sea la Generalitat la encargada de garantizar el control urbanístico".

Agilidad

El Consell ya aprobó en agosto un decreto ley para agilizar la expropiación de terrenos para proyectos estratégicos para la Comunidad Valenciana como el de la gigafactoría de Volkswagen. La norma facilita la expropiación de suelo para plantas fotovoltaicas como la que Iberdrola va a construir para suministrar el 20 % energía verde a la planta de baterías.

500 campos de fútbol

Al margen de los 4.500 millones de Volkswagen, Iberdrola va a invertir otros 500 millones de euros en la planta de autoconsumo que proporcionará a la gigafactoría el 20 % de la energía que necesita. La instalación fotovoltaica tendrá una potencia de 150 megavatios (MW), contará con unas 300.000 placas y ocupará -en dos áreas del término municipal de la capital del Camp de Morvedre- una superficie de unas 260 hectáreas; es decir, equivalente a unos 500 campos de fútbol.

Compartir el artículo

stats