Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La industria asturiana recibe casi 40 millones en ayudas para compensar los costes de CO2

Las empresas de la región logran un aumento de las compensaciones del 14% en una convocatoria cuyos fondos aumentaron el 36% | Asturiana de Zinc obtiene 19,5 millones y ArcelorMittal 17,1 millones

Vista de la fábrica de acero de ArcelorMittal en Gijón Europa Press

La industria asturiana recibirá este año 39,4 millones de euros en compensaciones por los costes de emisiones indirectas de CO2, una ayuda que contribuirá a reducir la factura energética, que se ha disparado con la invasión de Ucrania. Las compensaciones para la industria asturiana han aumentado el 14% con respecto al año anterior. Cinco millones más. No obstante, ese incremento es muy inferior al aumento de los fondos públicos destinados a estas ayudas, que pasaron este año de 179 a 244 millones de euros, una subida extraordinaria del 36% para hacer frente a los efectos de la guerra.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo resolvió ayer la convocatoria del mecanismo de compensación de costes de emisiones indirectas de gases de efecto invernadero. La cuantía de la convocatoria de este año asciende a 244 millones de euros, de los que se van a beneficiar 212 instalaciones industriales. Con los criterios utilizados en las últimas convocatorias, cada vez son más las empresas que se benefician de estas ayudas y con ello las compañías más intensivas en el uso de energía, entre las que se encuentran las grandes industrias asturianas, pierden peso en el reparto de las compensaciones. 

Según destacaron ayer fuentes del Ministerio de Industria, Asturias recibirá 39,4 millones de euros en compensaciones por el CO2, lo que supone el 16,15% del total de las ayudas. El año pasado, el peso de Asturias era del 19%. 

Por sectores, la mayor cuantía corresponde al sector del hierro y del acero, con el 37,5% del total de las compensaciones, seguido del papel con el 18,6%, y el aluminio con el 15%.

Entre las instalaciones más beneficiarias hay dos radicadas en Asturias. Son las plantas de Asturiana de Zinc en San Juan de Nieva, que recibe 19,5 millones de euros, y las de ArcelorMittal en Gijón y Avilés, que obtienen 17,1 millones de euros. Otras plantas asturianas beneficiadas con las ayudas son las de Ence en Navia, Asturiana de Laminados en Lena, Asturiana de Aleaciones (Aleastur) en Avilés y Minerales y Productos Derivados (Minersa) en Ribadesella.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, señaló ayer que «la competitividad de la gran industria es una de las prioridades de la agenda del Gobierno, además de garantizar un precio de la energía competitivo» y añadió que las ayudas aprobadas ayer «muestran el compromiso del Gobierno en reforzar las capacidades industriales y el empleo de un sector clave en España, en un momento donde es necesario aumentar el peso de la industria para acelerar la recuperación económica y social».

El objeto de esta convocatoria es la compensación de los costes indirectos imputables a las emisiones de gases de efecto invernadero repercutidos en los precios de la electricidad que soporta el consumidor industrial. Estas compensaciones ayudan a las industrias a hacer frente a los crecientes costes energéticos. Para el próximo año, el proyecto de presupuestos generales del Estado incluye una partida de 244 millones para el mecanismo de compensación de costes de emisiones indirectas de gases de efecto invernadero, con lo que se consolidará el incremento extraordinario de este año. No obstante, la partida está lejos del máximo que permite la UE, que es del 25% de la recaudación de las subastas de derechos de emisión de carbono, cuyo coste se ha disparado en los últimos dos años.

Compartir el artículo

stats