Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias atrae más empresas de Madrid de las que se van allí, pese a la fiscalidad

La llegada de sociedades desde otras regiones y la salida se equilibra tras dos años de pandemia en los que el Principado tuvo saldo positivo

Asturias atrae a tantas empresas como se van a otras regiones. Hay un equilibrio después de dos años de pandemia de coronavirus en los que el Principado había logrado revertir la tendencia anterior de fuga y había conseguido un saldo positivo. No obstante, el Principado sigue ganando empresas con respecto a regiones a las que tradicionalmente emigraban las compañías asturianas, como es el caso de Madrid y ello a pesar de los crecientes atractivos fiscales de la comunidad autónoma donde está la capital de España.

El Gobierno del Principado había destacado a principios de este año que se había "roto el mito" de que Asturias está perdiendo continuamente empresas y blandía los estudios que elabora Informa D&B, empresa de suministro de información comercial perteneciente a la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE), para destacar que la región era una de las cinco comunidades en las que se había registrado saldo positivo en 2020 y 2021. "La pandemia ha supuesto un antes y un después", había señalado Enrique Fernández, consejero de Industria del Principado, en un momento en el que factores como la calidad ambiental de la región se habían revalorizado.

El saldo positivo ha desparecido al diluirse los efectos de la pandemia. Según los últimos datos de Informa D&B, los correspondientes al tercer trimestre de 2022, Asturias atrajo 14 empresas de otras regiones (seis de Madrid, tres del País Vasco, dos de Castilla y León y una de Cataluña, Canarias y Galicia) y del Principado salieron otras tantas empresas a otras comunidades (cuatro con destino a Madrid, tres a Andalucía, dos a la Comunidad Valenciana y una a Cataluña, Extremadura, Galicia, Navarra y País Vasco). Llama la atención el saldo positivo con Madrid (de dos empresas) porque desde la patronal asturiana se habían vinculado los saldos negativos anteriores a 2020 con una fuga de empresas asturiana hacia Madrid por la fiscalidad más atractiva de este región y por el "efecto capital".

Compartir el artículo

stats