Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El comercio minorista asturiano cree que la inflación no desinflará el "Black Friday"

Los negocios de proximidad señalan que "las familias adelantarán las compras de Navidad"

Una clienta entra en un comercio del centro de Avilés durante el «Black Friday» del año pasado. | Ricardo Solís

El comercio minorista asturiano estima que el consumo durante el fin de semana del "Black Friday" –que comienza mañana y al que se suma el "Cyber Monday" del lunes, más enfocado a las ventas por internet– será "bastante parecido" al que se registró el año pasado. Serán tres días muy significativos para calibrar el comportamiento del consumidor en la primera Navidad desde que estalló la guerra de Ucrania.

"No creo que la inflación vaya a afectar demasiado a las compras", sostiene Carmen Moreno, presidenta de la Unión de Comerciantes de Gijón. Su argumento es que "las familias llevan alertadas desde el verano de la situación de altos precios e incertidumbres económicas, por lo que ya han hecho un importante ahorro en los meses de septiembre, octubre y noviembre". Por lo tanto, afirma Moreno, "muchos consumidores aprovecharán para adelantar las compras de Navidad, tanto de regalos como de comida que pueden congelar". Según Moreno, "las familias se han hecho a sí mismas un plan de aplazamiento de pagos y, después de unos meses apretándose el cinturón, no creo que vayan a renunciar a comprar regalos a sus seres queridos o a organizar una buena cena con la familia".

José Antonio Álvarez, gerente de la Unión de Comerciantes de Avilés, opina que "el ‘Black Friday’ es un fenómeno que beneficia fundamentalmente al comercio electrónico" y que, "si bien empezó siendo un sólo día, en los últimos años se ha ido alargando de una manera poco ortodoxa y ya parece más bien la semana o el mes del ‘Black Friday’". Álvarez coincide con Moreno en que "se están adelantando ya las compras navideñas", pero sí opina que "probablemente haya una mayor atonía del consumo que el año pasado por efecto de la inflación".

Loli Olavarrieta, presidenta de la Unión de Comerciantes y Hosteleros del Caudal, confía en que el consumo de los próximos días se mantenga "en la línea del año pasado, sin un aumento excesivo pero tampoco con un especial decaimiento", aunque "todo depende mucho de los sectores". En cualquier caso, apunta, "hay buenas expectativas de cara a la Navidad".

Marcelino Tamargo, al frente de la Asociación de Comerciantes e Industriales del Valle del Nalón (Acoivan), subraya que la campaña que comienza mañana "no beneficia en absoluto al pequeño comercio" y que "se dirige sobre todo a personas jóvenes" habituadas a comprar por internet. "Se nota que el consumo ha bajado, mucha gente tiene miedo y espera a última hora para gastar, pero confiamos en que en diciembre aumente el gasto", señala.

Según un estudio de Randstad, el "Black Friday" creará alrededor de 540 puestos de trabajo en los sectores del comercio, la logística y el transporte de Asturias, lo que supone un 21,7% menos que en la campaña de 2021.

Si se suman las fechas navideñas, distintas estimaciones prevén la contratación de entre 8.000 y 10.500 empleos en la región, lo que también implica un descenso respecto al año pasado, tendencia que se replica a nivel nacional.

Compartir el artículo

stats