El Principado registra un 52% más incapacidades laborales que la media nacional, lo que supone que hay 30.000 asturianos que no pueden trabajar, aunque quieran, según el informe elaborado por la Fundación Ampararte a partir de los publicados por el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Así, mientras un 4,76% de los españoles se encuentra en esa situación que les impide trabajar, la cifra sube hasta el 7,27% en el caso del Principado. Los motivos de esta diferencia obedecen, según Ampararte, al envejecimiento de la población y a la tipología de puestos de trabajo de la comunidad autónoma.