La patronal Otea y los sindicatos CCOO y UGT han alcanzado un principio de acuerdo para la firma del convenio de la hostelería, que afecta a unos 20.000 trabajadores de la comunidad, y que recoge una subida salarial del 15 por ciento en cinco años.

Según ha informado el representante de CCOO Alfredo García, las partes pactaron ayer unas condiciones laborales para el próximo lustro que serán firmadas antes de que concluya este año, tras un bloqueo de las negociaciones durante una década.

El acuerdo incluye un incremento salarial del 3,5 por ciento para 2023 y 2024, del 3 por ciento para 2025 y 2026 y del 2 por ciento para 2027.

Además, recoge una cláusula de revisión salarial que permitirá a los trabajadores recibir el 50 por ciento de la diferencia entre la subida de los sueldos y el IPC.

Las partes también ha acordado que los empleados del sector que estén en activo reciban una "gratificación" de 200 euros para compensar el efecto de la inflación este ejercicio.

CCOO ha subrayado que la "presión" a la patronal ha permitido llegar a un acuerdo, después de diez años "bloqueado", un pacto "necesario" para un sector que ha vivido "una época muy mala" por la pandemia.