La compañía asturiana General de Alquiler de Maquinaria (GAM) ha obtenido un préstamo de 35 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones (BEI), que cuenta con el respaldo del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE). La multinacional asturiana destinará estos recursos a financiar su transición ecológica y digital. La compañía, especializada en soluciones integrales de maquinaria para la industria, aumentará su inversión en nuevos equipos con una alta eficiencia energética, así como en vehículos eléctricos de última generación, que reemplazarán a las unidades de su flota que incurren en una mayor huella de carbono. La renovación de su flota permitirá a GAM minimizar sus emisiones de dióxido de carbono (CO2), un proyecto que el grupo asturiano lleva ejecutando desde hace varios años. Parte del préstamo también se destinará a ampliar la flota de su filial Inquieto, la sociedad de GAM que gestiona vehículos libres de emisiones para distribución y reparto comercial de proximidad (la llamada «última milla»), fundamentalmente para las actividades vinculadas al comercio electrónico y en ciudades. El crédito permitirá a su vez a la empresa presidida y dirigida por el ovetense Pedro Luis Fernández impulsar su digitalización y su escuela de oficios para la formación y el desarrollo de competencias digitales de su plantilla, denominada Kirleo. Según estimaciones del BEI, las inversiones previstas permitirán la contratación de más de 100 personas durante la fase de implantación y se crearán 68 empleos a tiempo completo. Ricardo Mourinho Félix, vicepresidente del BEI, dijo que este préstamo «contribuirá a la transición energética» y al «desarrollo de una economía circular descarbonizada». Paolo Gentiloni, comisario europeo de Economía, declaró que el crédito impulsará «la sostenibilidad e innovación en España y la UE».