Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Burocracia y falta de tutores, causas de la baja tasa de emprendimiento en Asturias

La Cámara de Oviedo lamenta los "malísimos" datos regionales del informe GEM | El exgerente de Valnalón lo achaca a una "gestión mejorable"

Burocracia y falta de tutores, causas de la baja tasa de emprendimiento en Asturias

Un año más, Asturias está a la cola del emprendimiento en España, según el último Informe GEM (Monitor Mundial de Emprendimiento, por sus siglas en inglés), presentado el pasado miércoles en Oviedo. La región muestra la peor tasa emprendedora de España (del 3,9%, frente a la media nacional del 5,5%) y empeora una décima respecto a 2020. Los empresarios y expertos en iniciativa empresarial de Asturias apuntan a dos razones fundamentales: la excesiva burocracia para poner en marcha un negocio y la ausencia de tutores que guíen a los emprendedores en sus primeros pasos.

"Los datos del último GEM son malísimos y ponen en tela de juicio esa visión bucólica que se tiene en el Gobierno asturiano sobre el emprendimiento en la región", sentencia Carlos Paniceres, presidente de la Cámara de Comercio de Oviedo. "Llevamos tiempo advirtiendo que Asturias no es tan buena en emprendimiento como cree el Principado, y lo demuestran hechos recientes como la pérdida en el entramado burocrático de 200.000 euros en ayudas a emprendedores", denuncia Paniceres, que añade que "no se sabe si en el próximo ejercicio continuarán dichas ayudas".

El presidente de la Cámara sostiene que el Ejecutivo asturiano "debe hacer una apuesta mucho más decidida sobre el emprendimiento, especialmente en el ámbito rural", ya que "ayudar a crear empresas es la mejor manera de retener y atraer población". Paniceres pone como ejemplo el programa "Emprende el camino", que fomenta las iniciativas empresariales en torno al Camino de Santiago a su paso por Asturias.

Según el informe GEM, el sector servicios es el que aglutina en el Principado el mayor número de proyectos, aunque se destaca que la tasa de iniciativas en el mundo rural es superior a la media nacional, lo que se atribuye al peso de este sector en la comunidad.

La baja tasa de emprendimiento en Asturias

José Manuel Pérez, exgerente de Valnalón (primer centro de promoción del emprendimiento de Asturias, creado en 1987) sitúa el problema en la ausencia de los "tutores de garantía", personas con experiencia en la creación de negocios que ayudan a los jóvenes en sus comienzos. "Asturias tiene una de las mejores redes de infraestructuras de España. Digamos que tenemos la base de hormigón, pero nos falla el ‘software’, las personas que ayuden a sacar adelante los proyectos", explica Pérez.

El antiguo responsable de Valnalón no está de acuerdo con el informe GEM: "Asturias no es la perla del emprendimiento, pero tendríamos que salir mucho más arriba". En su opinión, "hay una red de centros de emprendimiento de primer nivel, aunque otra cosa es cómo se estén gestionando los programas, porque si no dispones de un tutor de garantía con al menos diez años de experiencia en el sector, la infraestructura no sirve de nada". Pérez teme que se repitan escenas como las que él confiesa haber vivido en Valnalón: "Venían los emprendedores a recibir asesoramiento y les teníamos que decir que volvieran en quince días porque no había ningún tutor que pudiera atenderlos".

El pasado miércoles, el mismo día en que se presentaron los resultados del GEM en la Universidad de Oviedo, el Principado publicó un comunicado en el que recordaba que, a lo largo de la legislatura, se han concedido 4.500 ayudas a emprendedores por un valor total de 3,87 millones de euros.

El consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández, que asistió a la presentación del estudio, admitió la tasa de emprendimiento inferior a la de España, una peor percepción del contexto emprendedor y la creencia de que faltan recursos formativos a edades tempranas para fomentar estas iniciativas. No obstante, Fernández aseguró que "Asturias dispone de un ecosistema favorable para el emprendimiento y cuenta tanto con recursos económicos como con programas de apoyo para quienes ponen en marcha nuevas actividades empresariales".

Según el Principado, el Programa de Emprendimiento 2021-2023 está movilizando 30,4 millones de euros. La iniciativa cuenta con tres líneas principales de ayudas: tarifa mixta, con una subvención de 600 euros por emprendedor; cheque de 10.000 euros a cada proyecto innovador; y fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para nuevos proyectos, a través de la Red Aceppa de centros públicos de empresas, que establece una subvención de 4.000 euros.

Compartir el artículo

stats