Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La tecnológica asturiana Dive capta 3 millones para expandirse

ISPD se convierte en accionista clave de la «start-up» de inteligencia artificial fundada por el ovetense José Luis Flórez

José Luis Flórez, fundador de Dive. | Juan Plaza

La «start-up» asturiana Dive, especializada en inteligencia artificial (IA), ha cerrado una ampliación de capital de 3 millones de euros para impulsar su proceso de internacionalización. Con este movimiento, el grupo de marketing cognitivo español ISPD se convierte en accionista de referencia de la compañía tecnológica junto a su fundador, el economista ovetense José Luis Flórez. Éste continuará al frente de Dive como consejero delegado, mientras que el presidente de ISPD, Fernando Rodés, encabezará el consejo de administración.

Fundada en 2015 con el nombre de Touchvie y con un enfoque inicial hacia el mundo del cine (con una aplicación que detectaba información de películas a modo de Shazam con la música), la compañía pasó a llamarse Dive en 2017 y ahora se centra en trasladar al mundo físico las capacidades de interacción y conocimiento del consumidor en el plano digital. La tecnológica cuenta con una plantilla de 50 profesionales y otros equipos distribuidos por distintos puntos de España y el extranjero como Asturias, Madrid, Barcelona o Dubái.

Con esta última ronda de financiación, Dive inicia una fase de expansión en Europa, Oriente Medio y Latinoamérica, según informó la empresa en un comunicado.

«Estamos convencidos de que partiendo de un diseño que concilia principios éticos de protección de la intimidad y de la identidad de las personas con el empleo de algoritmos cognitivos, Dive ocupará una posición de referencia en el ecosistema de compañías europeas de inteligencia artificial», señaló Flórez.

Andrea Monge, CEO de ISPD y miembro del consejo de administración de Dive, manifestó su «ilusión» por la «alianza con José Luis Flórez y su equipo». «Son claramente pioneros y referentes en el ámbito de la IA, no solo por la profundidad de sus conocimientos y rigor científico, sino también por su calidad humana. Desde valores y visiones compartidas no tengo duda de que crearemos la plataforma de IA más innovadora del mercado para mejorar la efectividad y eficiencia de las inversiones de nuestros clientes», destacó Monge.

ISPD goza de músculo financiero. Tuvo un beneficio de 5,4 millones de euros en 2021, frente a las pérdidas de 1,7 millones del año previo. En el primer semestre de este año ganó 1,1 millones. El grupo tiene su sede corporativa en Barcelona y cotiza en el Euronext parisino.

Compartir el artículo

stats