Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gran reto de las empresas asturianas: al menos 300 deben aumentar de tamaño

FADE crea una oficina para potenciar a las compañías de la región

María Calvo, presidenta de FADE, este martes durante la presentación de la Oficina de Crecimiento Empresarial. Miki López

Las empresas de Asturias son más pequeñas que las del resto de España. De hecho, solo el 0,5% de las compañías de la región tienen más de 50 empleados, y el 4%, más de diez. Para igualar la dimensión media asturiana con la nacional, al menos 292 empresas deberían aumentar su tamaño. Con este objetivo, la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), en colaboración con el Instituto de Desarrollo Económico del Principado (Idepa), ha inaugurado este martes una Oficina de Crecimiento Empresarial, que estará dirigida por Ludivinia Martínez, economista con experiencia en asesoramiento financiero y corporativo. Las pymes y microempresas que quieran ser más grandes contarán con el respaldo de un fondo inversor de participación fundamentalmente privada, aunque desde FADE no se descarta que en el futuro también haya aportaciones públicas. El instrumento no se ha puesto aún en marcha y, por lo tanto, sus impulsores aún no pueden precisar su dotación económica.

"De casi 68.000 empresas que existen en Asturias, más de la mitad no tiene asalariados; casi un 29% tiene entre uno y dos trabajadores, mientras que las empresas de un tamaño medio y grande son una mínima parte del total. Esto no es un problema exclusivo de Asturias, el tamaño de la empresa española es menor que el europeo, pero dentro de España Asturias se sitúa por debajo de la media. En concreto, necesitamos que 292 empresas asturianas crezcan y vayan pasando de escalón", ha señalado la presidenta de FADE, María Calvo, durante la presentación. "Crecer permite acceder a mejores condiciones de financiación, mantener y atraer a personas con talento, innovar, exportar, ser más productivas y, en definitiva, competir en una economía altamente especializada y globalizada", ha asegurado.

Calvo ha afirmado que ese incremento de la dimensión "no solo sería bueno para las empresas, sino fundamentalmente para Asturias", ya que la igualación con el tamaño medio de las entidades españolas "permitiría aumentar el PIB en más de 2.200 millones de euros, casi un 10%, e igualar el PIB per cápita al del resto de España, así como aumentar el empleo en más de 38.000 personas, con mayores salarios, y se recaudarían 827 millones de euros más en impuestos". Según Calvo, esta subida de escalón "permitiría también mejorar nuestro estado de bienestar sin tener que aumentar la presión fiscal". "Asturias no se puede permitir el lujo de esperar sobrevivir de grandes empresas de capital extranjero que deciden instalarse en nuestro territorio por una u otra razón", ha advertido la empresaria.

"Los procesos de expansión de las empresas son muy críticos y complejos, pero también deseables para construir una Asturias más competitiva", ha remarcado el consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández. "Las compañías más pequeñas tienen más problemas para conseguir financiación, y por eso se pondrá en marcha un fondo especializado en procesos de crecimiento", ha indicado.

Compartir el artículo

stats