Más de 200 empresas se interesan por la futura red troncal del hidrógeno verde con vértice en Gijón

Enagás, gestor del sistema, considera un "éxito" la receptividad al diseño de los dos grandes ejes nacionales para el transporte del gas renovable

Más de 200 empresas se interesan por la futura red troncal del hidrógeno verde con vértice en Gijón

Más de 200 empresas se interesan por la futura red troncal del hidrógeno verde con vértice en Gijón

La futura red troncal española del hidrógeno verde, que promueve Enagás y que consta de dos grandes ejes que se unen en Gijón como vértice del sistema, ha recibido manifestaciones de interés de más de 200 empresas entre productoras, consumidoras, comercializadoras y otros agentes.

Enagás, la empresa gestora del sistema gasista español y de la futura red de hidrógeno verde, abrió el 14 de septiembre una consulta a los potenciales usuarios para dimensionar el interés de los principales agentes del sector energético en el desarrollo de las necesarias infraestructuras de transporte de hidrógeno renovable. La consulta también ha recogido información sobre el amoniaco, oxígeno y CO2. Culminado el viernes el plazo de recepción de manifestaciones de interés no vinculantes, Enagás dijo ayer que esta primera fase del proyecto ha sido "un éxito".

Los resultados de este proceso, "coordinado con los agentes clave del sector", "permitirán identificar potenciales usuarios de la Red Troncal Española de Hidrógeno y en su caso, adaptar la propuesta de infraestructuras" que se anunció el pasado mes de enero.

Según Enagás, "la Red Troncal Española de Hidrógeno es una base imprescindible para conectar la oferta y la demanda, impulsando la competitividad de la industria española y la descarbonización, y también para enlazar los centros de producción de la Península Ibérica con el corredor H2Med, decisivo para convertir a España en el primer nodo de hidrógeno de Europa".

A partir de ahora, Enagás inicia el análisis y procesamiento de toda la información y de los datos recibidos para hacer simulaciones. Los resultados se harán públicos en dos meses.

El diseño troncal consta de dos ejes. Uno de ellos, a lo largo de la Vía de la Plata, conectará los complejos industriales de Huelva y Gijón a lo largo de 1.250 kilómetros con una inversión estimada en 1.850 millones. Esta estructura (con ramales hacia Puertollano, Potugal y Galicia) será coincidente en su recorrido con los proyectos HyDeal y La Robla Hub, que se implantarán en Castilla y León para el abastecimiento a la gran industria asturiana (caso de ArcelorMittal y Fertiberia) y en el segundo caso para exportar también por el puerto de El Musel.

Desde Gijón partirá el otro gran eje, que, con una longitud de 1.500 kilómetros y una inversión de 1.650 millones, recorrerá parte de la cornisa cantábrica (donde se emplazarán dos almacenamientos subterráneos, situados en Cantabria y País Vasco) para descender por el valle del Ebro hasta conectar con el eje levantino-mediterráneo. De este último partirá (desde la costa catalana) el futuro hidroigenoducto submarino que enlazará España con Francia para abastecer a Alemania, con una inversión de 2.500 millones.

Suscríbete para seguir leyendo