ArcelorMittal vuelve a beneficios, aunque con un resultado inferior a un año antes

La siderúrgica ganó 938 millones de dólares en el primer trimestre, el 14% menos interanual, tras aumentar ventas y mejorar el precio del acero

Aditya Mittal confirma el inicio inminente de la obra de la nueva acería de Gijón

La empresa anticipa más ajustes de empleo cuando culmine la construcción del horno eléctrico

A la derecha, Aditya Mittal

A la derecha, Aditya Mittal / Archivo

La multinacional siderúrgica ArcelorMittal volvió a la rentabilidad en el pasado trimestre, con un beneficio neto de 938 millones de dólares (876,86 millones de euros, según el tipo de cambio de ayer), tras haber incurrido en pérdidas en los tres últimos meses de 2023 por un importe de 2.966 millones de dólares.

Esta reversión de los resultados negativos fue atribuida por Aditya Mittal, consejero delegado de la compañía, a "un entorno de precios mejorado, combinado con la recuperación de volúmenes".

Pese al cambio de tendencia, la compañía no logró recobrar los niveles de rentabilidad de un año antes y arrojó una merma de beneficios del 14,41% en tasa interanual respecto a las ganancias de 1.860 millones que había obtenido en el primer trimestre de 2023.

El volumen de producción de acero bruto se incrementó el 5,1% entre el último tramo del año pasado y el primero del actual ejercicio (pasó de 13,7 a 14,4 millones de toneladas), aunque aún siguió ligeramente por debajo de los 14,5 millones de toneladas del primer trimestre de 2023 y lejos de los 15,2 millones que alcanzó entre julio y setiembre.

La facturación de Arcelor se situó en16.282 millones de dólares, lo que supone un incremento intertrimestral del 11,88% y un descenso interanual del 11,99%.

El resultado bruto operativo ("ebitda") llegó entre enero y marzo a los 1.956 millones (el 34,5% por encima del trimestre anterior, pero el 8,59% peor en relación al mismo periodo del año anterior) y el "ebitda" por tonelada alcanzó los 145 dólares, mejor que los 110 dólares de tres meses antes, pero aún inferior a los 148 de doce meses atrás.

La deuda neta de la empresa (4.800 millones de dólares, frente a una tesorería de 5.400 millones) experimentó un crecimiento del 65,5% en el trimestre, pese a lo cual acumula una reducción de 400 millones en los doce últimos meses aun cuando ha acometido en el periodo inversiones por un importe de 1.600 millones y repartió otros 1.700 millones en el pago de dividendos a los accionistas, de los que el mayoritario es la familia Mittal. La deuda bruta total asciende en la actualidad a 10.200 millones.

El gigante minero-siderúrgico prevé poner en producción en este semestre el proyecto CMC en Vega (Brasil) y otro de energías renovables en India con una capacidad de un gigavatio. Para el segunda mitad de este año espera finalizar la construcción del horno eléctrico en Calvert (EE UU), los de Serra Azul y Barra Mansa en Brasil y la ampliación de una mina en Liberia.

Aditya Mittal: "El horno híbrido de Gijón tendrá un papel importante"

Aditya Mittal, consejero delegado de ArcelorMittal, confirmó ayer que el nuevo horno eléctrico híbrido (EAF) de Gijón, que sustituirá a la actual acería, "comenzará a construirse de modo inminente" y agregó que tanto esta inversión como la potenciación de la acería compacta de Sestao "tendrán un papel importante que desempeñar". Aditya Mittal no hizo concreciones sobre los proyectos de horno DRI pendientes de confirmar para Gijón y otras factorías europeas. "Seguimos avanzando", dijo, "en nuestros proyectos de descarbonización, conscientes de la necesidad de asegurar que estas inversiones creen valor y reduzcan emisiones", señaló ayer.

La empresa responderá hoy a una propuesta de UGT para dar garantías a los afectados por el ERE

La negociación del expediente de regulación de empleo (ERE) de ArcelorMittal registra algún avance, pero por ahora escaso. La compañía volvió a sostener ayer que no cabe debatir sobre motivaciones económicas porque la finalidad del despido colectivo es dar satisfacción a la salida del personal nacido en 1962, una demanda laboral desde hace tiempo. Por consiguiente, la dirección explicó, según fuentes sindicales, que el objetivo es amortizar 131 puestos de trabajo, con independencia de las que se puedan acometer posteriormente tras la construcción del horno eléctrico híbrido que sustituirá a la actual acería de Gijón, y cuyas obras de construcción se pretenden iniciar de inmediato con la previsión de que entre en producción en el primer semestre de 2026. Los sindicatos demandaban desde hace tiempo la salida de los trabajadores nacidos en 1962, pero mediante la fórmula del contrato de relevo, que hubiese supuesto la contratación de otros tantos. La dirección accedió a que esta vía se utilizase para un máximo de 50 personas. A este cupo se han apuntado 49 trabajadores, de ellos 40 en Asturias.

Para el resto de los nacidos en 1962, la siderúrgica ha planteado un ERE con ayudas previas para 124 trabajadores, de los que 111 pertenecen a los centros de producción asturianos Con estos argumentos, la dirección de ArcelorMittal orilló ayer los contrainformes presentados por varios de los sindicatos negociadores. Y, como en reuniones precedentes, instó no a debatir el ERE en sí sino a negociar las condiciones y medidas de acompañamiento del expediente de despido colectivo a partir de la propuesta empresarial que, ya desde un principio, ofreció garantizar el 80% del salario bruto a los afectados.

Tras un receso en la negociación, UGT presentó una propuesta de garantías para el personal que se verá afectado por el despido colectivo así como petición de condiciones sociales y económicas para el colectivo. La representación empresarial se comprometió a analizar el documento y dar respuesta hoy en una nueva reunión a celebrar también en Asturias. La posibilidad de que se amorticen más empleos en la siderurgia asturiana ha sobrevolado las negociaciones desde un principio. En 2021 la empresa ya dijo que si se acometiera el horno de reducción directa (DRI) además del horno eleéctrico híbrido (EAF), sobrarían 1.000 empleos, el 20% de la plantilla actual en Asturias. Recientemente apuntó a un exceso de 400 personas y al objetivo de amortizar por lo pronto 131 puestos.

Cifras

  • 938 millones de dólares. Beneficio neto obtenido entre enero y marzo pasados
  • 16.282 millones de dólares. Cifra de negocio del grupo en el primer trimestre.
  • 4.800 millones de dólares. Deuda neta de la empresa. La bruta suma 10.200 millones.

Suscríbete para seguir leyendo