"Se necesitan incentivos para invertir en tecnologías limpias", advierte Arcelor

El CEO de la multinacional en Europa afirma que el acero verde necesita "una enorme cantidad de energía renovable a un precio asequible"

El CEO de ArcelorMittal en Europa, Geert Van Poelvoorde

El CEO de ArcelorMittal en Europa, Geert Van Poelvoorde / ArcelorMittal

Pablo Castaño

Pablo Castaño

ArcelorMittal, que mantiene en suspenso el proyecto principal para descarbonizar la cabecera siderúrgica de Asturias con una inversión de mil millones de euros, insiste en que son necesarios "incentivos para invertir en tecnologías limpias" en Europa.

En una comunicación a los clientes de la multinacional, el director ejecutivo (CEO) de ArcelorMittal Europa, Geert Van Poelvoorde, destaca que la compañía se ha comprometido a reducir sus emisiones de carbono en un 35% para 2030 y a lograr una producción de acero sin emisiones de carbono para 2050. "Lo haremos utilizando varias rutas tecnológicas diferentes que nos lleven a una producción de acero descarbonizada", apunta Van Poelvoorde. "Pero para lograrlo, necesitamos una enorme cantidad de energía limpia (hidrógeno verde y electricidad renovable) a un precio asequible. Esto permitirá que las plantas siderúrgicas con menores emisiones en Europa sigan siendo sostenibles y competitivas en el escenario global", añade el dirigente de la compañía siderúrgica.

De momento, la multinacional no ha encontrado en Asturias ese escenario de precios energéticos asequibles y, aunque ha puesto en marcha las obras del nuevo horno híbrido de arco eléctrico de Gijón, sigue sin aprobar la planta de reducción directa de mineral de hierro (sistema DRI) mediante hidrógeno verde que sustituirá a uno de los dos hornos altos de la factoría de Veriña.

Van Poelvoorde apunta que a finales de febrero de este año se unió a otros 72 líderes industriales en Amberes (Bélgica) para pedir un acuerdo industrial europeo que garantice que la UE siga siendo competitiva. Y "una de las diez acciones de la Declaración de Amberes exige una legislación que cree incentivos para que las empresas inviertan en tecnologías limpias", resaltó el CEO de ArcelorMittal Europa.

Suscríbete para seguir leyendo