Entrevista | Elisa Carbonell Consejera delegada del ICEX

"Asturias se ha convertido en un polo de atracción de inversiones extranjeras"

"Entiendo que la UE está aplicando las normas de libre comercio al establecer aranceles sobre la importación de coches eléctricos chinos"

Elisa Carbonell | Consejera delegada del ICEX: "Asturias es la tercera comunidad autónoma que más capital extranjero atrae"

Mario Canteli / Amor Domínguez

Yago González

Yago González

Oviedo acoge hoy un encuentro de nombre algo espeso pero de gran importancia para la economía asturiana y nacional: el Consejo Interterritorial de Internacionalización, un cónclave que reúne a las agencias de comercio exterior de todas las comunidades autónomas. Cada uno se celebra en un lugar diferente de España. En esta ocasión, los anfitriones son la Sociedad de Promoción Exterior del Principado (Asturex) y la Agencia Sekuens. Pero la máxima autoridad de la reunión la detenta Elisa Carbonell Martín (Madrid, 1979), nombrada en febrero consejera delegada del ICEX (antiguo Instituto de Comercio Exterior), entidad dependiente del Ministerio de Economía que ayuda a las compañías a buscar negocio en los mercados internacionales y a captar inversiones en el país.

–¿Qué valoración hace del sector exterior asturiano?

–Las exportaciones asturianas crecieron casi un 2% el año pasado, y la mayor parte provino de la tecnología y los bienes industriales, lo cual es muy positivo. Además, Asturias está siendo un polo de atracción de inversión directa extranjera en España. Es la tercera región española que más atrae.

–¿Y a nivel nacional?

–El sector exterior español está siendo muy dinámico. Somos el segundo país comercialmente más abierto de la Unión Europea. España se está situando como una puerta de entrada a Europa, el Reino Unido y el norte de África. Más de 50.000 empresas españolas son exportadores regulares de mercancías, es decir, que venden al exterior durante al menos cinco años. Además, las exportaciones del país no han perdido cuota de mercado internacional y lo han ganado en la Unión Europea. Esto indica que cada vez competimos menos en precio, teniendo en cuenta la competencia feroz de Asia, y más en cuestiones de valor añadido como la marca o la tecnología.

–¿En qué aspecto destaca España como esa puerta de entrada al inversor de otro país?

–Por ejemplo, la inversión procedente de América Latina a España aumentó un 138% en 2023, lo que permitió la creación de 40.000 puestos de trabajo.

–¿En qué medida ha influido la salida de capitales de algunos países con inestabilidad institucional?

–Los principales países inversores han sido Brasil, Colombia y México. Y frente a lo que a veces pudiera parecer, no se trata mayoritariamente de inversiones inmobiliarias, sino que son flujos muy diversificados en sectores productivos como el «retail», la industria, la tecnología o los servicios. Son inversiones con vocación de acceder a mercados más grandes.

–¿Qué le parece el anuncio de la Comisión Europea de elevar los aranceles a la importación de coches eléctricos de China?

–La Unión Europea forma parte de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y supongo que lo que está haciendo es aplicar las normas previstas dentro de los tratados de libre comercio. Evidentemente, que aumenten las tensiones no es bueno para nadie, y no me refiero únicamente a este episodio, sino al contexto actual de incertidumbre global en el que nos movemos desde el «Brexit».

–¿El proteccionismo es en sí mismo un error o hay cierto margen que se puede admitir?

–Yo me dedico al comercio internacional, por lo que no me parece que el proteccionismo genere prosperidad.

–Esa subida de aranceles podría fomentar la instalación en Europa de factorías chinas de coches eléctricos. Uno de los principales fabricantes, BYD, contempla España, y dentro de ella Asturias, como candidata para ubicar una planta. El ICEX está en esa labor de intermediación. ¿Hay opciones?

–España está muy bien posicionada para atraer todo tipo de inversiones. En el ICEX promocionados el país como destino de inversiones productivas, que generen empleo y tecnología. También acompañamos a las empresas que están pensando en invertir, e informamos a las comunidades autónomas de los requisitos (suelo, acceso a puertos...) de cada proyecto. En inversión directa extranjera competimos con otros países europeos, y es un asunto muy sensible. Por lo tanto, nuestro trabajo es confidencial hasta que la compañía decide que se puede hacer público, porque nos jugamos una inversión y la creación de mucho empleo. 

Suscríbete para seguir leyendo