La fusión de BBVA y Sabadell reduciría en cerca de 54.000 millones el crédito disponible

Las anteriores operaciones en España comportaron el cierre del 75% de las sucursales del banco integrado, destaca un estudio de Pimec

Logotipos de BBVA y Sabadell.

Logotipos de BBVA y Sabadell. / Agencias

Pablo Castaño

Pablo Castaño

Una posible fusión entre BBVA y Banco Sabadell tras la oferta pública de adquisición (OPA) hostil lanzada por la entidad de origen vasco tendría "un impacto significativo" en términos de competencia, crédito, puestos de trabajo y número de oficinas, según destacó ayer el catedrático de Economía Financiera y presidente del Observatorio de la Pyme Oriol Amat en la presentación de un informe sobre la fusión bancaria encargado por la asociación empresarial catalana Pimec.

Oriol Amat explicó que la fusión entre Banco Santander y Banco Popular redujo un 19% el crédito disponible; la suscrita entre Unicaja y la entidad de origen asturiano Liberbank, un 2%, y la formalizada entre CaixaBank y Bankia, un 4%. Detalló que si se toma la media, un 8%, la reducción del crédito disponible tras la OPA de BBVA a Sabadell sería de 54.000 millones de euros. "En todas las fusiones bancarias se reduce el crédito. La incógnita es saber en cuánto se reducirá", señaló Amat.

Asimismo, el catedrático apuntó que si se materializa la fusión, las cinco principales entidades controlarán el 73,5% del crédito en España, un porcentaje superior a la media de la Unión Europea, que es del 68,5%.

Amat explicó que las fusiones bancarias anteriores en España han comportado el cierre del 75% de las sucursales del banco integrado y una reducción de plantilla superior al 40%.

Josep Ginesta, secretario general de Pimec, lamentó que España ya está en zona de riesgo en competencia del sistema financiero y que cualquier operación que acentúe el problema, lo empeora. "Tenemos un problema previo", señaló en referencia a los datos que indican que actualmente ya hay un oligopolio, y añadió que si la fusión afecta al acceso de servicios financieros, es un problema para las empresas. Antoni Cañete, presidente de Pimec, alertó de que la fusión puede poner en riesgo el acceso de las empresas a la financiación, que definió como un "elemento fundamental". En Asturias, patronales como FADE o Femetal también han alertado de ese peligro.

Suscríbete para seguir leyendo