El motivo por el que la industria eólica reclama agilizar los trámites de los parques en Asturias

Las empresas destacan que el sector mantiene 1.457 empleos en la región y que se superarán los 2.100 si se hacen los proyectos previstos

El motivo por el que la industria eólica reclama agilizar los trámites de los parques en Asturias

El motivo por el que la industria eólica reclama agilizar los trámites de los parques en Asturias / LNE

Pablo Castaño

Pablo Castaño

La Asociación Eólica del Principado de Asturias (AEPA), organización que agrupa a los principales operadores del sector en la región, reclamó ayer a las administraciones agilidad en la tramitación de los nuevos parques de aerogeneradores para que estos puedan abastecer con energía renovable a las industrias verdes que se proyectan en la región. Además, desde la asociación se destacó que el sector ya mantiene 1.457 empleos en Asturias y que podría superar los 2.100 si se cumplen en 2030 los objetivos de potencia eólica en la región que figuran en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

AEPA presentó ayer en la sede de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) un estudio de impacto económico y social de la energía eólica en Asturias elaborado por Deloitte Consulting con datos al cierre de 2023. A la vista del análisis, el presidente de AEPA, Javier Martínez, manifestó su preocupación porque en los últimos años se ha frenado la implantación de nuevos parques de aerogeneradores en Asturias y reivindicó la necesidad de su desarrollo en línea con las necesidades industriales y con las directrices europeas, cuyas normas hablan de acelerar los procesos de concesión de permisos. "Son proyectos acordes al territorio y ligados a la planificación existente, deberían agilizarse", señaló Martínez.

El estudio señala que actualmente Asturias cuenta con 698 megavatios (MW) de potencia eólica instalada, tras no registrarse aumentos durante 2023, y que el sector eólico aportó el pasado año 131,9 millones de euros al PIB de la región con 1.457 empleos (en instalaciones de producción y en empresas de componentes y servicios) que podrían aumentar en 654 más si se desarrollara una potencia constante de 143 MW cada año hasta 2030. Además, el informe señala que esa energía se utilizaría "como palanca" para el desarrollo industrial.

En Asturias hay once proyectos industriales electrointensivos relevantes que serán una parte importante del desarrollo económico asturiano en la próxima década, según indica el estudio. Estos proyectos incluyen actuaciones en los sectores de fabricación de productos lácteos, fabricación de componentes, armamento y munición, producción de hidrógeno verde e industria farmacéutica. Suponen una inversión total de 2.050 millones de euros, que generarán 1.622 empleos directos al año en la fase de explotación y una cantidad similar de empleos indirectos, y exigirán un suministro de electricidad de 4,5 TWh al año. "Estas iniciativas necesitan como motor para su implantación nueva energía renovable a precio competitivo, estable y sostenible a largo plazo. Y la solución viable es el desarrollo de nueva energía eólica", señaló Enrique Doheijo, director de Energía de Deloitte, que destacó que "Asturias es la comunidad con mayor intensidad energética y por lo tanto para seguir incrementando el producto interior bruto, será necesario asegurar el suministro con energías renovables".

El negocio eólico realizó una aportación al PIB de Asturias de casi 132 millones de euros en 2023

El estudio destaca que Asturias reúne buenas condiciones para aprovechar la calidad del viento, posee el conocimiento y la experiencia, y tiene parques en tramitación (con un total de 1.372 MW) que pueden impulsar el desarrollo industrial, pero añade que estos últimos proyectos se ejecutarán siempre que el desarrollo eólico consiga avanzar. Desde AEPA se destacó que "todo esto está en serio riesgo de perderse si no se avanza con determinación en la implantación de nuevos parques eólicos"

Asturias tiene un nivel de dependencia energética elevado, que alcanza el 54% de la energía primaria que consume, según resalta el estudio. Además destaca la "gran vulnerabilidad de la actividad económica ante interrupciones de suministro de combustibles fósiles o alta volatilidad de sus precios".

Actualmente, Asturias cuenta con 24 parques eólicos, con una potencia instalada de 698 MW, un 2,2% del total nacional. "En los últimos 10 años se han instalado únicamente 179 MW, y los motivos para ello son la moratoria, los retrasos en los procesos de tramitación y la aparición de movimientos sociales", señaló Enrique Doheijo, que insistió en que la generación eólica ha sido un negocio favorable para Asturias, con 131,9 millones de euros de contribución al PIB (0,8%) en 2023 y una recaudación fiscal directa de más de 24,47 millones de euros. "Los impuestos devengados por los parques eólicos instalados, con presencia en 17 municipios, suponen un 8% de los presupuestos municipales", destacó por su parte el presidente de AEPA.

Suscríbete para seguir leyendo