Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ahorro

¿Han aprendido a ahorrar los españoles?

El ahorro "forzoso" ha crecido en el último año en España, según los datos del Banco de España

El ahorro forzoso ha aumentado durante la pandemia.

Una de las consecuencias de la pandemia ha sido la transformación de la forma de ahorro de los españoles. El no poder consumir o hacerlo con restricciones ha hecho que se ahorre de forma forzosa. Según un artículo del Banco de España, entre enero y septiembre de 2020 (último dato disponible), el ahorro de las familias tanto en España como en la zona euro fue en torno a 3,5 puntos porcentuales de PIB superior al promedio de los tres primeros trimestre de los últimos cinco años. 

Los autores del artículo apuntan a que ha habido un “retroceso histórico” del consumo de los hogares, por el deseo de incrementar su ahorro por prevención ante la situación económica y por las restricciones impuestas a la movilidad y realización de determinadas actividades. Juan José Cotorruelo, director del área de Vida y Pensiones en Caser, explica que el ahorrador forzoso y el ahorrador que previene han aumentado significativamente. Sin embargo, lamenta que el ahorrador “importante”, el que tiene marcados unos objetivos para ese ahorro, “ha variado poco”.

Tal y como señala Cotorruelo puede ser porque la pandemia ha trastocado su situación económica y ha tenido que interrumpir su plan de ahorro normal, o porque no han visto la necesidad de incrementar su aportación. “En el cómputo general, si el ahorro ha aumentado porque el peso del primero y del segundo factor ha sido mucho mayor, que la merma del tercero”, puntualiza el director de área de Vida y Pensiones en Caser.

El Banco de España ha cifrado el ahorro forzoso acumulado hasta el tercer trimestre de 2020 en un 2,5% del PIB en España, por lo que la cantidad rondaría los 28.000 millones de euros. Cotorruelo lo tiene claro: “Ahora es un tema binario, porque hay gente que puede seguir ahorrando, pero hay otra que está sufriendo mucho y no puede ahorrar”. 

El experto explica que históricamente los españoles “no hemos ahorrado lo que bien que deberíamos” y puntualiza que se ha invertido “demasiada proporción del ahorro” en temas inmobiliarios, que “no es una mala forma, pero no es la más eficiente financieramente”. Otra parte de los ahorros de los españoles ha estado en líquido en saldo en cuenta, que tampoco es la forma más eficiente de rentabilizar el ahorro. 

Para poder conseguir un ahorro eficiente hace falta educación financiera, tal y como señala Cotorruelo. “Así puedes tener claro cuáles son tus objetivos y puedes decidir el nivel de riesgo que quieres asumir”, explica. A pesar de que en España el nivel de educación financiera “es bajo”, el experto asegura que “hay una lluvia fina que hace que vaya calando en la sociedad”. 

Es consciente de que “cada vez se le da más importancia a la formación financiera económica en los colegios, en la universidad… pero no es una cosa que se transforme de la noche a la mañana, es una cosa que conlleva a toda una generación”. 

¿Por qué ahorramos los españoles?

El estudio realizado por el Observatorio de Pensiones de Caser: “Perfiles de ahorro ante la jubilación según las nuevas tendencias del mercado” revela que el 58% de los españoles se plantearía ahorrar si hubiese fórmulas más sencillas e innovadoras. Además, concluye que una de las principales razones para el ahorro es la jubilación (43%), por encima de imprevistos laborales (34%), los gastos relacionados con los hijos (31%), o la adquisición de una vivienda (16%).

Lamentablemente, el 60% de los españoles desconoce la existencia de nuevas fórmulas de ahorro asociadas con el consumo, mientras que, casi en igual porcentaje (58%), se plantearían ahorrar si hubiese opciones más sencillas e innovadoras.

Compartir el artículo

stats