Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Círculos concéntricos

El 50% del Ibex, en manos de cinco empresas

Los movimientos del índice bursátil más seguido de España siguen dependiendo de muy pocas compañías. Solo Inditex e Iberdrola representan una cuarta parte

El 50% del Ibex, en manos de cinco empresas.

Inditex Mercadona, nacidas en la periferia de la Península, son los dos mayores éxitos empresariales españoles en lo que llevamos de siglo. Ambas de origen familiar, una decidió salir a Bolsa el 23 de mayo de 2001; la otra ni está ni se le espera, al menos en los próximos años. Inditex sigue controlado por Amancio Ortega (59,29% de las acciones) y su hija Sandra Ortega Mera (5,05%); Juan Roig y su esposa Hortensia Herrero controlan el 80% de Mercadona; seguidos de Fernando Roig, presidente de Pamesa, (9%) y la familia Gómez (5,9%). Mientras Inditex vale en bolsa alrededor de 85.000 millones; la última transacción accionarial interna habida en Mercadona en abril de 2022 valoraba la cadena de supermercados en 7.400 millones.

Antes de la salida de Inditex, la bolsa española estaba controlada por grupos financieros y de energía, cuyos movimientos eran los que marcaban las oscilaciones del Ibex. Los líderes del índice selectivo en 2000 han vivido diversos procesos de fusión a lo largo del siglo XXI. Telefónica, con un valor de 80.000 millones, era líder indiscutible. Por detrás estaban: BSCH, actual Santander, 41.225 millones; BBV, 29.877; Repsol, 27.347; Endesa, 20.868, Iberdrola, 12.405; Argentaria (comprada por BBV), 11.440; Gas Natural, 10.240; Banco Popular (rescatado por Santander), 7.171 y Unión Fenosa (comprado por Gas Natural), 5.283. Detrás de estas, las constructoras controladas por familias que aún mantienen el poder y una miríada de empresas de distintos sectores.

Cinco de aquellas empresas que controlaban el panorama bursátil español hace 22 años siguen presentes entre las 10 con mayor capitalización a comienzos de año 2023. Son Iberdrola, Santander, BBVA, Naturgy y Repsol. A ellas hay que añadir otro banco, Caixabank; la empresa de infraestructuras de telecomunicaciones Cellnex, que nació de la antigua cotizada AbertisAmadeus, el sistemas de reservas de turismo y la acerera Arcelor Mittal. Telefónica ha caído del primer al duodécimo lugar. La operadora de telecomunicaciones vale hoy 60.000 millones de euros menos que el 2 de enero de 2000.

Tampoco ha cambiado tanto el peso de las grandes en el Ibex. Actualmente, Inditex e Iberdrola representan un 26% y sumadas las cinco primeras compañías por capitalización controlan casi el 50% del valor conjunto del índice, que suma 585.000 millones. Por comparar, Apple, líder mundial en capitalización, vale 2 billones de euros. Porsche, cuya salida a bolsa en septiembre de 2022 fue la más relevante en Europa, ya vale más de 100.000 millones de euros. La salida a bolsa más importante del mercado español, incluyendo el mercado alternativo, en 2022 fue la de la empresa de energías renovables OPdenergy. Capitaliza a 629 millones.

La diversificación no ha sido nunca una de las virtudes de un índice que intenta recuperar (y mantener) los 9.000 puntos, aún muy lejos del récord histórico de los 15.945,7 puntos obtenidos el 8 de noviembre de 2007. El 80 por ciento de las compañías dependen de sectores regulados que dependen del BOE y de las concesiones públicas. Cinco compañías, además, están participadas en mayor o menor medida por el Estado Español (AenaIndraEnagásRed Eléctrica y Caixabank) y una por el Estado Italiano (Endesa a través de su accionista Enel). Este año, un banco, Unicaja, y la empresa de logística Logista, han sustituido en el Ibex a un grupo industrial, Siemens Gamesa, y a la biotecnológica PharmaMar

¿Seguirá la sequía en la salida a la bolsa de empresas relevantes procedentes de otros sectores y de cariz familiar? Es una incógnita. En 2021, las OPV más importantes la realizaron filiales de Acciona y BankinterAcciona Energía y Línea Directa, que cotiza en el Mercado Continuo. Cara al futuro, la parálisis en la escisión de Naturgy en dos -proyecto Geminis- impide, por el momento, la posible cotización de otra compañía que entraría directamente al Ibex.

Como Mercadona, el nombre de El Corte Inglés siempre ha sido uno de los que más ha entrado en las quinielas del futuro en bolsa. Todo depende de si lo necesitan o requieren sus accionistas familiares y Mutua Madrileña, que controla el 8%. ¿Otras empresas familiares con opciones de cotizar? Desde el grupo almeriense Cosentino, que explora la posibilidad dependiendo de la evolución mercado, hasta Cepsa, controlado por el fondo de Abu Dhabi Mubadala, que podría explorar de nuevo esta opción. Para otras compañías familiares españolas con más de mil millones de facturación, la pregunta solo genera como respuesta una sonrisa y un generoso «No». El Ibex seguirá siendo más de lo mismo.

Compartir el artículo

stats