06 de noviembre de 2019
06.11.2019
PSOE

Sánchez llama "a concentrar el voto" en el PSOE "para que haya un Gobierno fuerte"

Los socialistas alertan del interés del PP y Cs "en desmovilizar el voto progresista" y se reivindican como "único freno a la extrema derecha"

06.11.2019 | 01:11
Sánchez llama "a concentrar el voto" en el PSOE "para que haya un Gobierno fuerte"
Sánchez llama "a concentrar el voto" en el PSOE "para que haya un Gobierno fuerte"

"De esta tiene que ser sí. La próxima vez que venga a Asturias que sea como Presidente con plena capacidad para echar una mano a esta región que necesita el apoyo y el impulso del Gobierno de España". Pedro Sánchez abrió con estas palabras el mitin central de campaña del PSOE asturiano ante las tres mil personas que, según la Federación Socialista Asturiana, llenaron ayer el pabellón central del recinto ferial de Gijón. El Presidente en funciones apura la campaña más corta de la democracia, que ayer le llevó a Valladolid y Badajoz antes de cerrar la jornada en Asturias, con un mensaje inequívoco: "Hay que concentrar el voto progresista en el PSOE para que haya un Gobierno fuerte ante la extrema derecha".

Los socialistas tocan a rebato y apelan tanto al voto útil como a la movilización del electorado progresista ante la tendencia apuntada por las últimas encuestas, que prevén una recuperación del centro derecha con el subidón incluido de Vox.

Pedro Sánchez, Adriana Lastra, Adrián Barbón y Ana González lanzaron repetidos llamamientos a la participación en las urnas el próximo domingo. Tienen claro que una mayor abstención podría desequilibrar la balanza y disparar los escaños de los tres partidos de la derecha. "Están haciendo una campaña en Twitter de supuestos desencantados de la izquierda. Hay que decirles "yo sí voto" ante esa campaña de desmovilización", planteó un Pedro Sánchez cuyo rostro dejaba entrever el desgaste de toda campaña electoral, por corta que sea, acaso porque se trata de la tercera en medio año.

"El único proyecto del resto de partidos es frenar al PSOE", sostuvo el Presidente en funciones, que justificó la apelación socialista al voto útil. "Hay que concentrar todos los votos en el PSOE porque necesitamos un Gobierno fuerte. Se trata del PSOE contra el bloqueo de todos", reiteró el líder socialista, que no dudó en dirigir el foco al efecto Vox y al efecto que el partido de Abascal ha provocado, a su juicio, en los dos partidos del centro derecha. "En el debate me costaba ver a su candidato en color porque representa la España en blanco y negro que no va a volver. Pero lo peor fue el silencio del PP y de Ciudadanos, la derecha acobardada", manifestó un Sánchez que puso en duda varios de los postulados defendidos por Abascal en el debate electoral y en todos los mítines de su campaña: "Para ser un partido que se declara constitucionalista quiere acabar con las autonomías e ilegalizar el aborto y la ley contra la violencia de género".

El Presidente en funciones no esquivó uno de los asuntos centrales de esta campaña, Cataluña, y quiso subrayar el papel que puede desempeñar su partido frente a las opciones del que lidera Pablo Casado. "En Cataluña se reparten 48 escaños en las elecciones generales y el PP con uno querría salvar a los catalanes pero es que los catalanes no quieren ser salvados por el PP. Eso debería mover a su reflexión y a la autocrítica", valoró Pedro Sánchez.

El Presidente en funciones condensó en once minutos un mensaje en el que insistió en la necesidad de que el 10N las urnas aporten estabilidad al país, un mensaje que no estuvo exento de dosis de optimismo. "Tengo dos noticias, una buena y otra mala. La mala es para la derecha porque el 10N todos los progresistas nos vamos a movilizar y la buena es para España, porque vamos a romper el muro del bloqueo". Sánchez fió al resultado que salga de las urnas la solución a algunos de los principales problemas que afronta Asturias. "Vamos a subir las pensiones, gestionar una transición ecológica justa, defender la industria. Hace falta estabilidad para de una vez por todas aprobar el estatuto del consumidor electrointensivo", garantizó Sánchez. "Si no hay Gobierno, no podemos empezar a resolver estos problemas", advirtió el Presidente en funciones, que cerró su discurso con un compromiso: "la próxima vez que venga a Asturias quiero que sea para trabajar codo con codo con Adrián y hacer buenas cosas por esta tierra". Palabras que encontraron por respuesta una cerrada ovación del aforo que le había esperado durante cincuenta minutos, en los que sonó una banda sonora de lo más variado en la que hubo desde la canción de la película "Ghost" a Nina Simone, AC/DC o el grupo cántabro La Fuga. Pero a medida que la caravana oficial que traía al Presidente se acercaba a las inmediaciones del Piles, sonaban temas netamente asturianos como "El abuelo" de Víctor Manuel o el "Busindre reel" de Hevia. No quedada más remedio que hacer tiempo porque el pabellón ferial ya llevaba lleno un buen rato, en el que dio tiempo a habilitar más sillas para la gente, mucha, que aguardaba en pie.

El agitar de las banderas rojas era la señal de bienvenida a Sánchez, tal como ocurrió semanas atrás, en precampaña en el Corredoria Arena. Como entonces, fue la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, quien le precedió. Si Sánchez le había dado duro a la derecha, ella más, pero la cabeza de lista por Asturias también lanzó duros reproches a Pablo Iglesias y a Podemos, "esa izquierda que siempre que puede, vota con la derecha contra el PSOE, como ocurrió en Gijón y en España".

Adriana Lastra dio rienda suelta a su particular versión de llamamiento al voto útil para el PSOE. "Hay maestros del billar, que para que la bola roja entre en el agujero prefieren darle antes a la bola morada. Mejor dar a la bola roja, directamente. El único voto, para un Gobierno fuerte y progresista, capaz de frenar a la derecha". La portavoz del PSOE en el Congreso en la mini legislatura que ya queda atrás fue mucho aún más contundente con Vox. "Enfrente tenemos el fascismo, a la ultraderecha que marca el paso al resto de la derecha. PP y Ciudadanos han blanqueado a ese partido que quita impuestos a los ricos para cerrar consultorios en los pueblos o que quiere perseguir al colectivo LGTB. Tenemos que frenarlos", afirmó la cabeza de lista por Asturias para la que "la única enfermedad de este país se llama machismo, racismo y xenofobia. Podemos llamarlos ultraderecha extrema derecha o fascismo. Al fascismo solo le frena el PSOE, para que vuelva a la cueva de donde nunca debió salir". La candidata asturiana insistió en una advertencia que ya había realizado en la campaña electoral de abril pasado: "Las derechas si suman, gobiernan".

También la dirigente asturiana levantó la voz contra la campaña para desmovilizar el voto progresista para el 10N que circula por la red. "Es fundamental luchar contra una derecha tramposa, que hace una campaña sucia para que no vayamos a votar. Como la que hicieron en Brasil, y ganó Bolsonaro; como la que hicieron en Estados Unidos, y ganó Trump o como la que hicieron en el Reino Unido y tenemos el Brexit", subrayó Lastra, quien también destacó la labor de Adrián Barbón en sus poco más de cien días de Gobierno: "Un Presidente que ya ha pegado un cambio a esta región. Hemos recuperado la ilusión y con Pedro vamos a recuperar a la gente que se fue de Asturias y que va volver con buenos puestos de trabajo", mantuvo Lastra.

Barbón se sumó al coro de argumentos socialistas contra los dos partidos de centro derecha, y sobre todo contra sus cabezas de lista, por su actitud con el partido de Santiago Abascal. "Pablo Cascado y Adoquín Rivera demostraron que no son líderes de nada, sometidos al chantaje de la extrema derecha que supone un peligro para la democracia", dijo el secretario general de la FSA para señalar a Vox como "Fuerza Nueva 2.0 son los herederos de Blas Piñar" antes de admitir que "la extrema derecha pita fuerte. Es terrible que este Torquemada pueda ser un patrón activo en la política española".

El presidente del Principado fue muy aplaudido cuando insistió en los encuentros que ha mantenido Pedro Sánchez con Lakshmi Mittal, el dueño de Arcelor. "Hizo lo que nadie había hecho para defender los intereses de España y de Asturias", defendió Barbón. Luego sacó del bolsillo de su americana una papeleta electoral del PSOE y la mostró a todo el aforo para decir: "Solo tenemos esta arma: si quieres defender las pensiones dignas, vete y vota; si quieres defender los derechos de las mujeres contra la violencia machista, vete y vota; si quieres defender los matrimonios del mismo sexo, vete y vota. Si quieres proteger el futuro, vete y vota. Nadie puede quedar en sus casas el 10N", clamó el presidente asturiano, que se reconoció especialmente "emocionado" por la presencia de sus dos sobrinas, Cayetana y Martina, entre un público donde también se dejó ver el expresidente del Principado, Pedro de Silva.

La alcaldesa de Gijón, Ana González, hizo las veces de telonera. También ella insistió en que "la derecha se junta siempre como vimos en la foto de la plaza de Colón". Y lanzó su particular apuesta: "El domingo volveremos a hacer historia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019

,

España

Congreso de los Diputados